viernes, 9 de enero de 2015

NOVEDAD: Neguri: ¿Un barrio con clase o una clase con barrio?.Jose Antonio Egido



NEGURI: ¿UN BARRIO CON CLASE O UNA CLASE CON BARRIO?
JOSE ANTONIO EGIDO
1ª edición, PAMPLONA, 2015.
21×15 cms., 188 págs.
Cubierta a  color, con solapas y plastificada brillo.
PVP: 12 euros 
ÍNDICE 
1. Introducción. 8
2. Orígen histórico: El saqueo de las minas vizcaínas, la siderurgia, los ferrocarriles, los bancos, las aseguradoras, las navieras, la construcción de barcos. 12
3. El enriquecimiento desmedido. 23
4. Una clase ennoblecida. 32
5. Desde la guerra de Cuba hasta el PP: la vinculación entre la gran burguesía y el Estado. 42
6. “Con Franco vivíamos mejor.” 57
 7. Sus misas, sus veleros, sus toros y su golf.   71
 8. Sus obras de arte, su ópera y sus conciertos.   84
 9. Ganando el cielo: De beneficencia y otras buenas obras. 89
 10. Misa con los jesuitas o con el Opus. 94
 11. La alcoba y el altar. Su política matrimonial.   102
 12. Una pesadilla en Neguri llamada “Euskadi”. 107
 13. Una burguesía terrateniente. 111
 14. Sus principales negocios. 115
 15. Su expansión, española antes, mundial ahora. 132
 16. De la admiración por Hitler al apoyo a los Estados Unidos. 138
 17. Un pie en la Calle Serrano y otro mirando al Abra. 140
 18. De “El pueblo vasco” a “Telecinco” Y “Antena3”: controlar la prensa. 145
 19. Una oligarquía contaminante. 152
 20. El Athletic y Neguri. 155
 21. Los Ybarra, algo más que una familia. 158
 22. ¿Qué interés hay en firmar deprisa el acta de defunción de Neguri? 169
 23. Relación de las familias más importantes. 173
 Bibliografía. 176

sábado, 3 de enero de 2015

OBRAS ESCOGIDAS DE VLADIMIR ILICH LENIN en tres tomos

Las Obras Escogidas de Lenin fueron publicadas en la URSS en 1961, la ultima edición para países hispano-hablantes data de 1975, así que 40 años más tarde tenemos al fin editadas las recolecciones más certeras y deslumbrantes del líder comunista, todo un acontecimiento editorial que ha sido fruto de la colaboración de un sinfín de camaradas: Boltchetvo, Doctor Calderón, los suscriptores que han hecho posible la edición. Gracias pues a todos vosotros por convertir en posible lo inaccesible durante tantos años para varias generaciones de comunistas hispano-hablantes.

NOVEDAD
1ª edición, Pamplona, 2014.
21×15 cms., 3 TOMOS, 781,869,849 págs.
Cubierta a todo color, con solapas y plastificada brillo.

TOMO 1:
La presente edición de Obras Escogidas de Vladímir Ilich Lenin en tres tomos se publica para ayudar a quienes estudien la historia del Partido Comunista de la Unión Soviética. Figuran en el primer tomo obras escritas por Lenin en el período comprendido de 1897 a enero de 1917, en el segundo, de marzo de 1917 a junio de 1918, y en el tercero, de julio de 1918 a marzo de 1923. Las obras vienen dispuestas en orden cronológico, a excepción de los trabajos Carlos Marx, Federico Engels, Marxismo y revisionismo y Tres fuentes y tres partes integrantes del marxismo, con los que comienza el primer tomo. Las obras de Lenin esclarecen la esencia de la doctrina filosófica del marxismo. Utilizando las realizaciones de las ciencias sociales y naturales de su época, asimilando y reelaborando con espíritu creador todo lo valioso que había dado el desarrollo anterior del pensamiento filosófico, Marx y Engels crearon la forma superior del materialismo, el materialismo dialéctico e histórico, exento de los defectos de la filosofía materialista anterior. Lenin reveló la esencia revolucionaria de la dialéctica marxista como ciencia acerca de las leyes generales del movimiento del mundo y del pensamiento humano y subrayó que la dialéctica materialista y el materialismo filosófico están indisolublemente ligados y se interpenetran como dos aspectos de una misma doctrina filosófica, el marxismo.

TOMO 2:
Contiene sus documentos más importantes entre marzo de 1917 y junio de 1918: el período  de preparación y realización de la Gran Revolución Socialista de Octubre y los primeros meses de poder Soviético.
Los trabajos incluidos son notables escritos de marxismo creador, modelo de elaboración por Lenin de la estrategia y la tactica del Partido Comunista.  Estos trabajos pertrecharon al Partido Bolchevique en un período muy trascendental de la historia, en el período de la lucha por el triunfo de la revolución socialista y por la implantación y el afianzamiento de la dictadura del proletariado. En ellos se analizan importantísimas cuestiones relacionadas con la creación de un Estado nuevo, el Estado soviético, con los comienzos de la edificación de la sociedad socialista y con la lucha por sacar a Rusia de la guerra, por la paz y la amistad entre los pueblos. Después de la victoria de la Revolución democrático-burguesa de Febrero en Rusia se creó una situación compleja en extremo. Surgió la dualidad de poderes: la dictadura de la burguesía, representada por el Gobierno Provisional, y la dictadura democrático-revolucionaria del proletariado y de los campesinos, representada por los Soviets de diputados obreros y soldados.
TOMO 3:
Incluye trabajos escritos desde julio de 1918 hasta marzo de 1923, Lenin trata en ellos postulados importantísimos de la teoria marxista, explica cuestiones de la defensa de la patria socialista, traza vías de la construcción del socialismo y formula las bases de la política nacional del Partido Comunista, los principios de la política exterior del Estado soviético y las tareas del partido en la labor cultural e ideológica. Incluye asimismo escritos acerca del movimiento comunista internacional.
Pedidos a:
maimar_1@hotmail.com
Precio por tomo 25 euros.

jueves, 27 de noviembre de 2014

Detención de Olarieta

Templando el Acero editorial denuncia la detención de nuestro compañero escritor Juanma Olarieta Alberdi y sus compañeros, por el grave delito de opinar, cercenando el estado "de derecho" los "privilegios" más básicos como son la libertad de expresión y reunión. Para recordar la trayectoria del detenido recordar un texto de la contra portada de su libro que editamos hace 6 años cuyo prologuista es su gran amigo Jon Odriozola:
Lo específico de Juan Manuel Olarieta Alberdi -siempre pone en sus trabajos el apellido de su madre, una hermosa mujer de una energía fascinante- es su constancia e infinita capacidad de trabajo. A eso hay que sumarle la unión y unidad entre lo que es la teoría y la práctica. No hace ni dos años estuvo en la cárcel (y no por primera vez). Que estés o acabes en las cárceles españolas no demuestra per se una ley matemática ni consagra una verdad revelada, pero sí es significativo, sobre todo cuando el enemigo de clase te ningunea y apenas hace alarde de su “triunfo”. No por desprecio, sino por no dar pábulo y propaganda. No se sacraliza tanto una línea política determinada y es por ello que acabas en los makos, sino porque apuntas al glacis del modo de producción capitalista y la manera de destruirlo que el Estado capitalista te considera un enemigo y te tiene siempre en el punto de mira. Por esto, como decía el otro, en la cárcel, aunque no siempre, afortunadamente, acaban siempre los mismos y no los charlatanes. Como diría Stalin, ese temible “ogro”, si el idioma fuera una fuerza productiva, los charlatanes de feria en el -y esto es de Blasco Ibáñez- “charlamentarismo español” serían millonarios. Este hombre -Juanma para los amigos- que, por su enorme talento, y como abogado licenciado en la jesuítica Universidad de Deusto, vívero de la burguesía vasca y española, podría haberse dedicado a esquilmar los bolsillos de los burgueses adinerados gestionando sus litigios, pleitos y pufos interclasistas para enriquecerse él y darse la gran vida, tal como la entiende la molicie burguesa, ha pasado hambre (un tío que disfruta comiendo y jamás engorda, por cierto) y dormido en las calles de Madrid y París. Ser comunista, esa “rara avis” como lo es él, no es sencillo ni un deporte ni una moda. Tiene muchos sinsabores e incomprensiones que afectan, a veces, a lo más íntimo de la persona, incluido lo afectivo, pero no necesariamente. No es un plato de gusto. Pero estoy seguro que, lo que ya para algunos correligionarios tiene muchísimo mérito, él le quita importancia. A algunos nos preocupaba su despreocupación de sí mismo. Cómo no, tiene su corazoncito pero sólo un objetivo: contribuir a organizar la Revolución, esa “utopía”. Hay quien se pasa la vida “discutiéndola”. No es su caso. ¿Cabezonería? Tal vez, pero bendita recalcitrancia.
Personalmente siempre le he tenido por un genio en el sentido renacentista de la palabra. Juanma, ducho en marxismo, pega a todos los “palos”, desde la ciencia, la economía política (también estudió Económicas en Bilbao) -porque se dice “economía política” y no “economía” a secas-, la filosofía, pasando por el cálculo infinitesimal (de Engels) o, últimamente, la genética (ha escrito recientemente un trabajo rehabilitador del defenestrado Lysenko, objeto de mofa y pinpanpúm de la biología burguesa y la que pasa por no ser burguesa, o sea, “izquierdista”) hasta... el fútbol. Porque, sépase, lejos del clásico intelectual torremarfileño que abomina de los prosaicos divertimentos para las masas -opio para la chusma-, gusta del fútbol y, lo más osado, se atreve a plantear tácticas en esa teatralización de la guerra que es el fútbol. Al ajedrez jugábamos alguna partida en la demolida cárcel de Carabanchel, pero no diré quién ganaba.
Alguna vez le he dicho, en un jijijajá, que el marxismo -su pasión- se le está quedando pequeño. Le llegué a decir -con mi soma más mefistotélica que maquiavélica- que acabará investigando los tebeos que leía Marx en su infancia.
Más cosas diría de Juanma, pero sólo mencionaré una: no hay peligro de que Olarieta cree una “escuela olarietista” que vea el marxismo de una determinada manera y contribuya a los “diferentes marxismos” y sus “distintas lecturas”. ¿Es, entonces, el marxismo un dogma, una especie de “religión”, como dicen los más babosos? Si así fuera, habría Sumos Sacerdotes, profetas y predicadores, pero, de los que yo conozco, no salen en la tele y acaban con sus huesos, las más de las veces, de mala manera. Olarieta no es un autodidacta. Olarieta es marxista-leninista y, por descontado, materialista dialéctico, si sabemos realmente lo que significa este modo de analizar la Historia... y hacerla.
No creo haber hecho una hagiografía de Juanma Olarieta, más bien creo haberme quedado corto. Un hombre que jamás ha hecho una alharaca ni buscó hueco en el supermercado de las ideologías. Sólo le vi en ambones populares dirigiéndose a la clase obrera. Un tipo incorruptible e incorregible. De los imprescindibles.
Prólogo de Jon Odriozola a Las leyes de represión del anarquismo a finales del siglo XIX

martes, 28 de octubre de 2014

Harpal Brar en castellano

Perestroika. Harpal BrarHarpal Brar es un autor anglo-indio, fundador del CPGB-ml, también forma parte hace años de la Asociación  Stalin Society donde muchos conocimos sus primeras obras, como el famoso libro "Trosquismo o leninismo".
   Lamentablemente su prolífica obra no esta traducida al castellano así que para nosotros ha sido un autentico lujo poder editar una de sus obras más importantes Perestroika, el colapso total del revisionismo que tanto dió que hablar en el mundo ML anglosajón. Queremos dar las gracias a su editora Ella Rule y al mismo Harpal Brar por su fraternal colaboración.
A continuación podéis visualizar las portadas de sus obras y algunos vídeos de sus charlas políticas.
                     









lunes, 22 de septiembre de 2014

Apoyar las ediciones populares. Erlantz Cantabrana

Difundir las obras maestras proletarias

Apoyar las ediciones populares

Hablando con un compañero salió un tema muy interesante y de cruda realidad actual. Profundizando sobre Ucrania, la situación se asemeja a la descrita con tantos detalles y lugares en la obra de Boris Gorbatov “Los indomables”. Se desarrolla en Donbás, en 1941 y los bandos irreconciliables narrados se asemejan mucho a lo que pasa ahora mismo en esa cercana región, “sólo” han pasado 70 años, pero la desinformación oficial de entonces y de ahora sigue siendo la misma. Y por eso leer una novela política, histórica y comparativamente tan actual, editada por una editorial obrera, me ha dado claves interesantes para volver a confirmar dos cosas.
La primera:
Que la edición popular de libros políticos, actuales, históricos, novelas, ensayos... cumple una labor formativa y didáctica fundamental para los tiempos que corren. Y que solo editoriales proletarias, voluntarias, políticas, editan esos textos que son como diamantes revolucionarios, y a precios infinitamente menores que los que marca la dictadura editorial capitalista.
La segunda:
Que toda la historia, durante todos los siglos; los esclavos primero, las clases populares después y la clase obrera desde el desarrollo del capitalismo, es una continua demostración de indomabilidad, de resistencia y de lucha de los y las oprimidas.

Volvamos a los libros. Varias reediciones de novelas proletarias clásicas las viene haciendo Templando el Acero desde su nacimiento. Por irme a fundamentales, ahí están “Así se templó el acero”, “El Cuarenta y uno”, o “Campos roturados”. O las sacadas este verano “Los subterráneos de la libertad” o la citada “Los indomables”.
Y volviendo al ahora, los 3 libros esenciales para entrar y profundizar en el marxismo de M.P.M. Arenas, o las obras escogidas de Stalin editadas por Templando este verano, por citar unas pocas. ¿Os imagináis estos libros en El Corte Inglés?. ¿No, verdad?. Pues por eso. Porque me contaba un editor de una editorial de estas proletas, voluntarias, que aún así, editando joyas en letra, la peña no se anima a comentar tras leer, cuando luego salen ejemplos en charlas de casa okupa o taberna sobre esos libros. Y claro, están en cuatro librerías alternativas o por Correos, que sale un ojo de la cara. Y que mucho rojillo luego no difunde estas editoriales. Y que maquetar y corregir libros de esta entidad pues siempre está lleno de pequeños fallos. Y que todo tiene que ir legal hasta la sopa para que estos libros puedan entrar a los presos...
Yo por eso estoy suscrito a Templando el Acero. Unos libros me parecen fundamentales, otros muy buenos, otros no, pero ahí está la labor tras cada libro, las conversaciones con los autores o difusores, los paquetitos a Correos o autobuses. El que después de editado un libro salga descuajeringado en formato o texto. El que mucha “peña” haya pedido y no pagado...
No, jamás he comprado un libro en ninguna librería o tienda comercial y al menos todos los libros editados por esta editorial navarra me parecen dignos de tener en la biblio de casa.
Ah, y qué decir de la ediciones sobre Isabel Aparicio o las cartas de presos editadas por el SRI, preciosas.
Erlantz

sábado, 13 de septiembre de 2014

LOS SUBTERRANEOS DE LA LIBERTAD DE JORGE AMADO



YA EN NUESTRO CATALOGO

 El Partido decidió entonces enviarle al valle.
No sólo porque le buscaban: Emilio era un antiguo soldado del Ejército, había servido bajo las órdenes de Prestes en Santo Ángelo, en 1924, cuando el entonces joven capitán de Ingenieros se alzó con su batallón en apoyo al movimiento del 5 de julio, en São Paulo. A las órdenes de Prestes había hecho toda la campaña de Rio Grande del Sur, la marcha del Paraná en busca de la junción con las tropas del general Isidoro. Fue uno de los dos mil quinientos hombres que acompañaron a Prestes en la Gran Marcha a través de Brasil, durante tres años. Era un valiente, y había terminado de teniente en la Columna. Luego emigró con Prestes a Bolivia. Al volver a Brasil, entró en el Partido e inició su vida de militante. Durante su marcha con la Columna había atravesado el Valle de Rio Salgado, y conocía la región. Por eso le habían elegido.
En la piragua recuerda este pasado, los combates con la Columna en la travesía de Mato Grosso. Durante la marcha, Prestes estudiaba, leía incluso a caballo, aprendía en los caminos del sertón. Quedaban distantes aquellos años. Muchas cosas habían ocurrido desde entonces en Brasil y en el mundo, pero la lucha en el valle no dejaba de ser una continuación de aquellos combates de la Columna. Sólo que ahora sabían exactamente por qué combatían: el Partido les dirigía. ¿Habría llegado la noticia de esta lucha a la prisión triangular en el pabellón de tuberculosos de la cárcel donde se encontraba Prestes? Difícilmente... Y, no obstante, a Emilio le gustaría que el generalsiempre que pensaba en Prestes le daba su título de militar revolucionario, de comandante de la Columna supiera de aquella lucha y supiera también que él, Emilio, el antiguo soldado de la Gran Marcha, estaba en su puesto. Idea imposible, sólo Gonçalo y unos pocos camaradas de São Paulo sabían quién era él realmente. Emilio sonrió ante sus propios pensamientos: «¡Qué barbaridad! ¡Cómo va a saber el general que estoy aquí...!» La piragua bogaba silenciosa. Emilio se inclina sobre los remos.
Y, de repente, la luz de un reflector recorre el río. Invención de los yanquis, para mejor controlar las márgenes durante la noche. Aquello es una novedad para Emilio, y se pone en pie, dirige la piragua hacia el centro de la corriente. Pero la luz cae sobre él, ilumina su cuerpo, alto y fuerte. En la orilla, una voz grita, advirtiendo a los demás:
Es Gonçalo. Mirad... ¡Es Gonçalo!
Emilio piensa rápidamente: sabe que está perdido. Las orillas están vigiladas por soldados y policías. Oye el ruido del motor de una canoa que se pone en marcha. Le han confundido con Gonçalo. Le dan así la oportunidad de morir ayudando al Partido. La luz del reflector sigue buscándole. Él se alza sobre los pies, se pone el sombrero, para parecer aún más alto. El motor de la canoa empieza a funcionar. Alguien, desde ella, le grita:
Entrégate, Gonçalo, o eres hombre muerto.
Emilio sabe que aquel trecho del río es muy profundo. Lo importante es que la policía no encuentre el cuerpo y no se apodere de las municiones. Piensa y actúa rápidamente. Se ata los dos pesados fardos a la cintura. Así, cuerpo y municiones quedarán en el fondo del río. La voz, desde la canoa, repite:
¡Entrégate, Gonçalo!
Es la voz de Miranda, reventando de satisfacción. Esta vez Barros va a tener que deshacerse en elogios. Llevará consigo a Gonçalo, vivo o muerto.
¡José Gonçalo no se entrega!grita Emilio.
El reflector vuelve a buscarle. Él está de pie, los fardos le pesan en la cintura. La otra canoa se acerca. Emilio la localiza por la luz del reflector. Dispara. Un gemido responde a la detonación. «He acertado», piensa.
La luz envuelve la piragua. Emilio comprende que ha llegado la hora final y grita, con su voz potente resonando en la noche de la selva:
¡Viva el Partido comunista! ¡Viva Prestes!
Los disparos le alcanzaron en el pecho y en el rostro. Desde la canoa, Miranda y los inspectores le vieron doblarse, caer al río. La piragua continuó sola, arrastrada por la corriente. El reflector iluminaba la sangre sobre las aguas fangosas. Miranda dijo:
¡Se ha acabado José Gonçalo!
Durante toda la noche buscaron inútilmente el cuerpo. Alguien explicó:
Las pirañas habrán acabado con él. No pueden ver sangre.
Se llevaron la piragua como trofeo al campamento.

La supuesta muerte de José Gonçalo circuló por las haciendas, por el valle, en la sede de la empresa, entre los obreros. Todos la creyeron, hasta el negro Doroteu, aunque éste no podía comprender por qué el gigante se había acercado al campamento en la piragua. ¿Qué iba a ser ahora de los caboclos?, pensaba preocupado Doroteu. ¿Ahora, cuando ya no estaba Gonçalo para dirigirles? El negro temía que acabaran convirtiéndose en una partida de bandidos, que era la vieja idea de Nhô Vicente. Decidió ir a buscarles a la selva.
La noticia, transmitida aquella misma noche, causó cierta sensación también en las grandes ciudades. La radio y la prensa la divulgaron. Un vespertino de São Paulo publicó una entrevista con el delegado Barros en la que recordaba la biografía de Gonçalo y le calificaba de «bandido sin entrañas», todo entre calurosos elogios a la policía. Algunos hombres, en los más distintos lugares, recordaron aquella noche a José Gonçalo.
El camarada João, en São Paulo, recordaba sus dos encuentros con el gigante: en Cuiabá y en el valle, su voz tranquila, su última petición, su último mensaje para el Partido en caso de que muriera. Le dijo al Rubio:
Era un tipo formidable. Cuando yo le veía, tenía la impresión de estar viendo al Partido ante mí: fuerte, tranquilo, bueno, inteligente, decidido.
 

miércoles, 6 de agosto de 2014

Perestroika: el completo colapso del revisionismo. Harpal Brar

PERESTROIKA: El completo colapso del revisionismo.
HARPAL BRAR
344 paginas.
18 euros.

- Prefacio a la ediciòn española
- la Perestroika- La firme salida del leninismo.
- La economìa de la Perestroika- La firme salida del Marxismo leninism(II)
- La economìa de la Perestroika- La firme salida del Marxismo leninismo (III)
- La Glàsnost- otra firme salida del Marxismo leninismo I
- La Glàsnost- otra firme salida del Marxismo leninismo II
- Cuestiones històricas - Una revaluaciòn del pasado.
- Cuestiones històricas - Una revaluaciòn del pasado parte I, STALIN y el papel del campesinado.
- Cuestiones històricas - Una revaluaciòn del pasado parte III, STALIN y la "decapitaciòn del partido" y el ejercito rojo.
- Cuestiones històricas - Una revaluaciòn del pasado parte IV, STALIN y "el culto a la personalidad".
- Economia de la lucha de clases bajo el socialismo ¿Porquè ese odio venenoso a Stalin.

PEDIDOS
● Enviános un correo electrónico a:

MAIMAR_1@HOTMAIL.COM
● No olvides comunicarnos tu nombre y apellidos, domicilio, código postal, población . Si resides en Canarias, debes de indicarnos tu D.N.I.

● Los portes dependerán siempre del tamaño y peso del paquete, y son a cargo del cliente. (normalmente 4,5 euros).

● El Contrareembolso lo hemos suprimido salvo para casos excepcionales ya que los gastos de correo son muy elevados (unos doce euros de media).

Atención nueva cuenta:

Una vez confirmado tu pedido en stock puedes abonar tu pedido ingresando la cantidad total en la cuenta de la CAIXA:

ES95 2100 5182 6802 0003 7846
y enviarnos el justificante del ingreso a través de correo electrónico, si no tienes scaner avisas en nuestro correo de tu ingreso (pon en concepto tu nombre).

viernes, 25 de julio de 2014

martes, 22 de julio de 2014

Critíca troskoide a SUBTERRANEOS DE LA LIBERTAD de Jorge Amado

Ya disponible. 
La Guerra Civil Española en Los subterráneos de la Libertad por sedici

En Brasil, una de las obras más significativas que aborda la Guerra Civil Española es la trilogía Los subterráneos de la Libertad que Jorge Amado escribió los años en los que estuvo exilado en Francia y que fue publicada en 1954. En las tres novelas que la componen –Los ásperos tiempos, Agonía de la noche y Luz en el túnel– un narrador omnisciente relata historias del escenario político brasileño y del español, ambientadas entre los años 1937 y 1940. Confluyen en la trama narrativas protagonizadas por personajes representativos de distintos grupos políticos e ideológicos.
De un lado, están los representantes de la oligarquía paulista, los señores del café, industriales y banqueros, políticos cercanos a Armando Sales de Oliveira, además de intelectuales y artistas que frecuentan, al mismo tiempo, el Palacio del Catete y los salones de Rio de Janeiro y de São Paulo.
Están también aquellos que ocupan la escena política nacional durante la Era Vargas, más específicamente los que comienzan a componer los cuadros políticos que le darán soporte al Estado Novo (1937-1945). Además de los conservadores vinculados al Partido Integralista, cuyos principios ideológicos se aproximan de los valores nazi-fascistas, componen también este grupo aquellos que buscaban un lugar en la nueva estructura de poder. Marcados por una ambición sin límites, estos personajes persiguen, a lo largo de la narrativa, el enriquecimiento fácil, a cambio defavores dados a la dictadura.
Es cierto que quienes forman parte de este grupo pertenecen a segmentos políticos diferentes. Están los que pertenecen a la aristocracia que está en el poder desde la proclamación de la República y están los “nuevos poderosos” que ascienden a la cima de la burocracia del Estado bajo el gobierno de Vargas. Sin embargo, a
pesar de las supuestas diferencias ideológicas, estos personajes todo el tiempo se inmiscuyen políticamente y van adecuando sus posicionamientos y sus principios éticos a aquellos que se van destacando en los círculos del poder. Rápidamente, los miembros de la elite, ya sea la paulista o la gaucha, encuentran el elemento que los aproxima: el loteo del Estado y los consecuentes instrumentos para la multiplicación de fortunas individuales.
Pero es en el polo opuesto al de las intrigas del poder que circulan aquellosque construyen la lucha de los trabajadores, bajo el comando del Partido Comunista.
Hombres y mujeres extremadamente disciplinados, que le dedican su existencia a un Partido centralizador, afinado con el gobierno soviético, más específicamente, con lasideas estalinistas.
Entre tanto, si, entre las elites que se turnaban en el asalto a las riquezas del Estado no hay espacio efectivo para la divergencia ideológica y de principios, del otro lado, entre los militantes del Partido, se empieza a construir una clara diferencia entre los comunistas, alineados con el estalinismo, y los trotskistas y anarquistas. Y, en la conducción de la narrativa, el narrador, vocero del autor militante del Partido
Comunista, no escamotea sus preferencias. Nos presenta personajes cuya construcción se realiza bajo el diapasón del estereotipo: los que frecuentan losgabinetes del poder y los que exhiben sus buenas relaciones con los poderosos en los salones de Río y de São Paulo son gordos, desleales, interesados, fútiles,
prejuiciosos, en fin, reúnen todos los predicativos negativos de seres despreciables.
Los comunistas, al contrario, son extremadamente leales, solidarios, corajudos y aguerridos en la militancia partidaria. Físicamente, en general, son presentados comopersonas de fisionomía dura, constitución física agigantada y, no pocas veces,poseedores de alguna característica que los infantiliza, como la mirada pura de unpequeño, la sonrisa de un niño, en fin, con elementos físicos que buscan metaforizar la pureza de su alma revolucionaria.
Aparte de representar, a lo largo de la narrativa, las tensiones entre estos dos grupos, el narrador, alineado con las perspectivas y con las intenciones políticas delautor bahiano, nos presenta también a los trotskistas y a los anarquistas que, como en las trincheras de la Guerra Civil Española, son descriptos por los estalinistas como loscompañeros que traicionan al Partido en nombre de una ideología que los aproxima más del nazi-fascismo que del marxismo. Esta es fundamentalmente la forma como se reproducen en la narrativa las tensiones entre los grupos políticos que componen la izquierda tanto en la España en guerra, como en el Brasil. El texto, le atribuye además a la militancia trotskista la responsabilidad por las dificultades enfrentadas por el Partido, “El trabajo marchaba lentamente y, en São Paulo, la acción de los elementos trotskistas y escisionistas dificultaba aún más el desarrollo político de la situación”
(Amado, 2006: 260), presenta didáctica y explícitamente la condenación política de León Trotsky impuesta por el gobierno de Moscú:
Más difícil era pensar que Trotsky fuera un agente del enemigo, ¿y quién lo duda hoy? ¿Y toda esa pandilla de los procesos de Moscú? Eran viejos miembros del partido bolchevique y, sin embargo, acabarondesenmascarados como agentes del enemigo. El enemigo no se contentacon cercarnos, sino que intenta también atacarnos desde dentro. (Amado,1980: 200)
La Guerra Civil Española como dato composicional de la narrativa  Reiteradamente referidos en los tres volúmenes que componen la trilogía, los combates ocurridos durante la Guerra Civil Española parecen, a principio, un recurso más de construcción del ambiente sociohistórico de las novelas que materia narrativa
propiamente dicha. No obstante, además de varias alusiones a hechos puntuales de la Guerra, dos procedimientos narrativos hacen de las referencias al conflicto no un mero telón de fondo, sino un dato estructural que interfiere en la propia composición de la narrativa. 
El primero de ellos se refiere a la inserción reiterada y, no poco asociada a los acontecimientos en España, de una de las banderas del PCB, el combate al avance del fascismo. Didácticamente, es en la voz de los personajes vinculados a la oligarquía, que aparece la defensa de los ideales fascistas como “salvadores del
mundo”, y en la voz de los comunistas la denuncia del peligro que ellos representan.
En el siguiente diálogo, establecido entre un poeta frecuentador de los salones y un médico con aspiraciones a rector de la Universidad de São Paulo, se pueden observar, resumidamente, los argumentos que se repetirán en los discursos de los personajes conservadores y que serán refutados por los militantes: 
- Los integralistas –Artur hizo un gesto de desdén con la mano– gritan mucho y no hacen nada. Amenazas, amenazas y nada más... 
Palabras en el aire..
- Pero son una fuerza –el poeta manifestó su desacuerdo–. El fascismo es una idea en marcha en todo el mundo. Ahí está Alemania, Italia, ahora España. Hace un momento hablaba de esto Costa Vale. Es la realidad de Europa.
El viejo profesor de Medicina movió la cabeza, ahora ya no con aprobación medrosa, sino con palabras de hombre convencido de lo que decía:
- Son una fuerza sí. Crecieron de un día para otro y cuentan con el apoyode la Iglesia, del Gobierno, de la Marina. Incluso de una parte considerable del Ejército... Y sus ideas, y que conste que no soy un
político, sino un científico que vive en su laboratorio, sus ideas meagradan... Son ideas serias, patrióticas, respetuosas para con la religión yel Estado. 
(Amado, 1980: 22)
La obediencia a las leyes, en nombre de la manutención del orden y del progreso, y el respeto a las cosas de la Fe son solamente algunos de los elementos que, repetidos hasta el cansancio a los largo de los tres volúmenes que componen Subterráneos, aseguran la unidad estructural de la narrativa, cuya materia
fundamental es el embate entre los pensamientos conservadores de derecha y de izquierda. Otro elemento, sin embargo, rompe la linearidad y la simplicidad de esta estructura: la tensión propia de los momentos de transición que caracterizan tanto el contexto político brasileño como el español. La inminencia de la instauración de un nuevo orden político se moviliza al sabor de las diferentes ideologías. Un ejemplo de
esto se puede observar en el siguiente diálogo en el que un poderoso banquero carioca y el poeta del salón se refieren a la Guerra Civil Española para exponer sus expectativas en la victoria del fascismo allí y aquí:
- (...) Vean la diferencia entre la Alemania de Hitler y la Francia del Frente Popular. En Alemania hay orden, precisión en el trabajo, un ritmo acelerado, nada de huelgas, de desórdenes, de motines. En Francia es la anarquía, los comunistas amenazando a las instituciones más respetables.
- Y España... –se lamentó el poeta Shopel–. España ahogada en sangre… 
(Amado, 1980: 24)
Como se ve en este fragmento, la defensa del papel disciplinante y coercitivo del Estado es el argumento de las elites para la manutención de las instituciones. Y la referencia a España en guerra que parece solamente lastimar por la muerte de los combatientes, se presenta en el horizonte político como una amenaza del horror que puede ocurrir por aquí si no se combate el avance del comunismo.