lunes, 22 de septiembre de 2014

Apoyar las ediciones populares. Erlantz Cantabrana

Difundir las obras maestras proletarias

Apoyar las ediciones populares

Hablando con un compañero salió un tema muy interesante y de cruda realidad actual. Profundizando sobre Ucrania, la situación se asemeja a la descrita con tantos detalles y lugares en la obra de Boris Gorbatov “Los indomables”. Se desarrolla en Donbás, en 1941 y los bandos irreconciliables narrados se asemejan mucho a lo que pasa ahora mismo en esa cercana región, “sólo” han pasado 70 años, pero la desinformación oficial de entonces y de ahora sigue siendo la misma. Y por eso leer una novela política, histórica y comparativamente tan actual, editada por una editorial obrera, me ha dado claves interesantes para volver a confirmar dos cosas.
La primera:
Que la edición popular de libros políticos, actuales, históricos, novelas, ensayos... cumple una labor formativa y didáctica fundamental para los tiempos que corren. Y que solo editoriales proletarias, voluntarias, políticas, editan esos textos que son como diamantes revolucionarios, y a precios infinitamente menores que los que marca la dictadura editorial capitalista.
La segunda:
Que toda la historia, durante todos los siglos; los esclavos primero, las clases populares después y la clase obrera desde el desarrollo del capitalismo, es una continua demostración de indomabilidad, de resistencia y de lucha de los y las oprimidas.

Volvamos a los libros. Varias reediciones de novelas proletarias clásicas las viene haciendo Templando el Acero desde su nacimiento. Por irme a fundamentales, ahí están “Así se templó el acero”, “El Cuarenta y uno”, o “Campos roturados”. O las sacadas este verano “Los subterráneos de la libertad” o la citada “Los indomables”.
Y volviendo al ahora, los 3 libros esenciales para entrar y profundizar en el marxismo de M.P.M. Arenas, o las obras escogidas de Stalin editadas por Templando este verano, por citar unas pocas. ¿Os imagináis estos libros en El Corte Inglés?. ¿No, verdad?. Pues por eso. Porque me contaba un editor de una editorial de estas proletas, voluntarias, que aún así, editando joyas en letra, la peña no se anima a comentar tras leer, cuando luego salen ejemplos en charlas de casa okupa o taberna sobre esos libros. Y claro, están en cuatro librerías alternativas o por Correos, que sale un ojo de la cara. Y que mucho rojillo luego no difunde estas editoriales. Y que maquetar y corregir libros de esta entidad pues siempre está lleno de pequeños fallos. Y que todo tiene que ir legal hasta la sopa para que estos libros puedan entrar a los presos...
Yo por eso estoy suscrito a Templando el Acero. Unos libros me parecen fundamentales, otros muy buenos, otros no, pero ahí está la labor tras cada libro, las conversaciones con los autores o difusores, los paquetitos a Correos o autobuses. El que después de editado un libro salga descuajeringado en formato o texto. El que mucha “peña” haya pedido y no pagado...
No, jamás he comprado un libro en ninguna librería o tienda comercial y al menos todos los libros editados por esta editorial navarra me parecen dignos de tener en la biblio de casa.
Ah, y qué decir de la ediciones sobre Isabel Aparicio o las cartas de presos editadas por el SRI, preciosas.
Erlantz

sábado, 13 de septiembre de 2014

LOS SUBTERRANEOS DE LA LIBERTAD DE JORGE AMADO



YA EN NUESTRO CATALOGO

 El Partido decidió entonces enviarle al valle.
No sólo porque le buscaban: Emilio era un antiguo soldado del Ejército, había servido bajo las órdenes de Prestes en Santo Ángelo, en 1924, cuando el entonces joven capitán de Ingenieros se alzó con su batallón en apoyo al movimiento del 5 de julio, en São Paulo. A las órdenes de Prestes había hecho toda la campaña de Rio Grande del Sur, la marcha del Paraná en busca de la junción con las tropas del general Isidoro. Fue uno de los dos mil quinientos hombres que acompañaron a Prestes en la Gran Marcha a través de Brasil, durante tres años. Era un valiente, y había terminado de teniente en la Columna. Luego emigró con Prestes a Bolivia. Al volver a Brasil, entró en el Partido e inició su vida de militante. Durante su marcha con la Columna había atravesado el Valle de Rio Salgado, y conocía la región. Por eso le habían elegido.
En la piragua recuerda este pasado, los combates con la Columna en la travesía de Mato Grosso. Durante la marcha, Prestes estudiaba, leía incluso a caballo, aprendía en los caminos del sertón. Quedaban distantes aquellos años. Muchas cosas habían ocurrido desde entonces en Brasil y en el mundo, pero la lucha en el valle no dejaba de ser una continuación de aquellos combates de la Columna. Sólo que ahora sabían exactamente por qué combatían: el Partido les dirigía. ¿Habría llegado la noticia de esta lucha a la prisión triangular en el pabellón de tuberculosos de la cárcel donde se encontraba Prestes? Difícilmente... Y, no obstante, a Emilio le gustaría que el generalsiempre que pensaba en Prestes le daba su título de militar revolucionario, de comandante de la Columna supiera de aquella lucha y supiera también que él, Emilio, el antiguo soldado de la Gran Marcha, estaba en su puesto. Idea imposible, sólo Gonçalo y unos pocos camaradas de São Paulo sabían quién era él realmente. Emilio sonrió ante sus propios pensamientos: «¡Qué barbaridad! ¡Cómo va a saber el general que estoy aquí...!» La piragua bogaba silenciosa. Emilio se inclina sobre los remos.
Y, de repente, la luz de un reflector recorre el río. Invención de los yanquis, para mejor controlar las márgenes durante la noche. Aquello es una novedad para Emilio, y se pone en pie, dirige la piragua hacia el centro de la corriente. Pero la luz cae sobre él, ilumina su cuerpo, alto y fuerte. En la orilla, una voz grita, advirtiendo a los demás:
Es Gonçalo. Mirad... ¡Es Gonçalo!
Emilio piensa rápidamente: sabe que está perdido. Las orillas están vigiladas por soldados y policías. Oye el ruido del motor de una canoa que se pone en marcha. Le han confundido con Gonçalo. Le dan así la oportunidad de morir ayudando al Partido. La luz del reflector sigue buscándole. Él se alza sobre los pies, se pone el sombrero, para parecer aún más alto. El motor de la canoa empieza a funcionar. Alguien, desde ella, le grita:
Entrégate, Gonçalo, o eres hombre muerto.
Emilio sabe que aquel trecho del río es muy profundo. Lo importante es que la policía no encuentre el cuerpo y no se apodere de las municiones. Piensa y actúa rápidamente. Se ata los dos pesados fardos a la cintura. Así, cuerpo y municiones quedarán en el fondo del río. La voz, desde la canoa, repite:
¡Entrégate, Gonçalo!
Es la voz de Miranda, reventando de satisfacción. Esta vez Barros va a tener que deshacerse en elogios. Llevará consigo a Gonçalo, vivo o muerto.
¡José Gonçalo no se entrega!grita Emilio.
El reflector vuelve a buscarle. Él está de pie, los fardos le pesan en la cintura. La otra canoa se acerca. Emilio la localiza por la luz del reflector. Dispara. Un gemido responde a la detonación. «He acertado», piensa.
La luz envuelve la piragua. Emilio comprende que ha llegado la hora final y grita, con su voz potente resonando en la noche de la selva:
¡Viva el Partido comunista! ¡Viva Prestes!
Los disparos le alcanzaron en el pecho y en el rostro. Desde la canoa, Miranda y los inspectores le vieron doblarse, caer al río. La piragua continuó sola, arrastrada por la corriente. El reflector iluminaba la sangre sobre las aguas fangosas. Miranda dijo:
¡Se ha acabado José Gonçalo!
Durante toda la noche buscaron inútilmente el cuerpo. Alguien explicó:
Las pirañas habrán acabado con él. No pueden ver sangre.
Se llevaron la piragua como trofeo al campamento.

La supuesta muerte de José Gonçalo circuló por las haciendas, por el valle, en la sede de la empresa, entre los obreros. Todos la creyeron, hasta el negro Doroteu, aunque éste no podía comprender por qué el gigante se había acercado al campamento en la piragua. ¿Qué iba a ser ahora de los caboclos?, pensaba preocupado Doroteu. ¿Ahora, cuando ya no estaba Gonçalo para dirigirles? El negro temía que acabaran convirtiéndose en una partida de bandidos, que era la vieja idea de Nhô Vicente. Decidió ir a buscarles a la selva.
La noticia, transmitida aquella misma noche, causó cierta sensación también en las grandes ciudades. La radio y la prensa la divulgaron. Un vespertino de São Paulo publicó una entrevista con el delegado Barros en la que recordaba la biografía de Gonçalo y le calificaba de «bandido sin entrañas», todo entre calurosos elogios a la policía. Algunos hombres, en los más distintos lugares, recordaron aquella noche a José Gonçalo.
El camarada João, en São Paulo, recordaba sus dos encuentros con el gigante: en Cuiabá y en el valle, su voz tranquila, su última petición, su último mensaje para el Partido en caso de que muriera. Le dijo al Rubio:
Era un tipo formidable. Cuando yo le veía, tenía la impresión de estar viendo al Partido ante mí: fuerte, tranquilo, bueno, inteligente, decidido.
 

miércoles, 6 de agosto de 2014

Perestroika: el completo colapso del revisionismo. Harpal Brar

PERESTROIKA: El completo colapso del revisionismo.
HARPAL BRAR
344 paginas.
18 euros.

- Prefacio a la ediciòn española
- la Perestroika- La firme salida del leninismo.
- La economìa de la Perestroika- La firme salida del Marxismo leninism(II)
- La economìa de la Perestroika- La firme salida del Marxismo leninismo (III)
- La Glàsnost- otra firme salida del Marxismo leninismo I
- La Glàsnost- otra firme salida del Marxismo leninismo II
- Cuestiones històricas - Una revaluaciòn del pasado.
- Cuestiones històricas - Una revaluaciòn del pasado parte I, STALIN y el papel del campesinado.
- Cuestiones històricas - Una revaluaciòn del pasado parte III, STALIN y la "decapitaciòn del partido" y el ejercito rojo.
- Cuestiones històricas - Una revaluaciòn del pasado parte IV, STALIN y "el culto a la personalidad".
- Economia de la lucha de clases bajo el socialismo ¿Porquè ese odio venenoso a Stalin.

PEDIDOS
● Enviános un correo electrónico a:

MAIMAR_1@HOTMAIL.COM
● No olvides comunicarnos tu nombre y apellidos, domicilio, código postal, población . Si resides en Canarias, debes de indicarnos tu D.N.I.

● Los portes dependerán siempre del tamaño y peso del paquete, y son a cargo del cliente. (normalmente 4,5 euros).

● El Contrareembolso lo hemos suprimido salvo para casos excepcionales ya que los gastos de correo son muy elevados (unos doce euros de media).

Atención nueva cuenta:

Una vez confirmado tu pedido en stock puedes abonar tu pedido ingresando la cantidad total en la cuenta de la CAIXA:

ES95 2100 5182 6802 0003 7846
y enviarnos el justificante del ingreso a través de correo electrónico, si no tienes scaner avisas en nuestro correo de tu ingreso (pon en concepto tu nombre).

viernes, 25 de julio de 2014

martes, 22 de julio de 2014

Critíca troskoide a SUBTERRANEOS DE LA LIBERTAD de Jorge Amado

Ya disponible. 
La Guerra Civil Española en Los subterráneos de la Libertad por sedici

En Brasil, una de las obras más significativas que aborda la Guerra Civil Española es la trilogía Los subterráneos de la Libertad que Jorge Amado escribió los años en los que estuvo exilado en Francia y que fue publicada en 1954. En las tres novelas que la componen –Los ásperos tiempos, Agonía de la noche y Luz en el túnel– un narrador omnisciente relata historias del escenario político brasileño y del español, ambientadas entre los años 1937 y 1940. Confluyen en la trama narrativas protagonizadas por personajes representativos de distintos grupos políticos e ideológicos.
De un lado, están los representantes de la oligarquía paulista, los señores del café, industriales y banqueros, políticos cercanos a Armando Sales de Oliveira, además de intelectuales y artistas que frecuentan, al mismo tiempo, el Palacio del Catete y los salones de Rio de Janeiro y de São Paulo.
Están también aquellos que ocupan la escena política nacional durante la Era Vargas, más específicamente los que comienzan a componer los cuadros políticos que le darán soporte al Estado Novo (1937-1945). Además de los conservadores vinculados al Partido Integralista, cuyos principios ideológicos se aproximan de los valores nazi-fascistas, componen también este grupo aquellos que buscaban un lugar en la nueva estructura de poder. Marcados por una ambición sin límites, estos personajes persiguen, a lo largo de la narrativa, el enriquecimiento fácil, a cambio defavores dados a la dictadura.
Es cierto que quienes forman parte de este grupo pertenecen a segmentos políticos diferentes. Están los que pertenecen a la aristocracia que está en el poder desde la proclamación de la República y están los “nuevos poderosos” que ascienden a la cima de la burocracia del Estado bajo el gobierno de Vargas. Sin embargo, a
pesar de las supuestas diferencias ideológicas, estos personajes todo el tiempo se inmiscuyen políticamente y van adecuando sus posicionamientos y sus principios éticos a aquellos que se van destacando en los círculos del poder. Rápidamente, los miembros de la elite, ya sea la paulista o la gaucha, encuentran el elemento que los aproxima: el loteo del Estado y los consecuentes instrumentos para la multiplicación de fortunas individuales.
Pero es en el polo opuesto al de las intrigas del poder que circulan aquellosque construyen la lucha de los trabajadores, bajo el comando del Partido Comunista.
Hombres y mujeres extremadamente disciplinados, que le dedican su existencia a un Partido centralizador, afinado con el gobierno soviético, más específicamente, con lasideas estalinistas.
Entre tanto, si, entre las elites que se turnaban en el asalto a las riquezas del Estado no hay espacio efectivo para la divergencia ideológica y de principios, del otro lado, entre los militantes del Partido, se empieza a construir una clara diferencia entre los comunistas, alineados con el estalinismo, y los trotskistas y anarquistas. Y, en la conducción de la narrativa, el narrador, vocero del autor militante del Partido
Comunista, no escamotea sus preferencias. Nos presenta personajes cuya construcción se realiza bajo el diapasón del estereotipo: los que frecuentan losgabinetes del poder y los que exhiben sus buenas relaciones con los poderosos en los salones de Río y de São Paulo son gordos, desleales, interesados, fútiles,
prejuiciosos, en fin, reúnen todos los predicativos negativos de seres despreciables.
Los comunistas, al contrario, son extremadamente leales, solidarios, corajudos y aguerridos en la militancia partidaria. Físicamente, en general, son presentados comopersonas de fisionomía dura, constitución física agigantada y, no pocas veces,poseedores de alguna característica que los infantiliza, como la mirada pura de unpequeño, la sonrisa de un niño, en fin, con elementos físicos que buscan metaforizar la pureza de su alma revolucionaria.
Aparte de representar, a lo largo de la narrativa, las tensiones entre estos dos grupos, el narrador, alineado con las perspectivas y con las intenciones políticas delautor bahiano, nos presenta también a los trotskistas y a los anarquistas que, como en las trincheras de la Guerra Civil Española, son descriptos por los estalinistas como loscompañeros que traicionan al Partido en nombre de una ideología que los aproxima más del nazi-fascismo que del marxismo. Esta es fundamentalmente la forma como se reproducen en la narrativa las tensiones entre los grupos políticos que componen la izquierda tanto en la España en guerra, como en el Brasil. El texto, le atribuye además a la militancia trotskista la responsabilidad por las dificultades enfrentadas por el Partido, “El trabajo marchaba lentamente y, en São Paulo, la acción de los elementos trotskistas y escisionistas dificultaba aún más el desarrollo político de la situación”
(Amado, 2006: 260), presenta didáctica y explícitamente la condenación política de León Trotsky impuesta por el gobierno de Moscú:
Más difícil era pensar que Trotsky fuera un agente del enemigo, ¿y quién lo duda hoy? ¿Y toda esa pandilla de los procesos de Moscú? Eran viejos miembros del partido bolchevique y, sin embargo, acabarondesenmascarados como agentes del enemigo. El enemigo no se contentacon cercarnos, sino que intenta también atacarnos desde dentro. (Amado,1980: 200)
La Guerra Civil Española como dato composicional de la narrativa  Reiteradamente referidos en los tres volúmenes que componen la trilogía, los combates ocurridos durante la Guerra Civil Española parecen, a principio, un recurso más de construcción del ambiente sociohistórico de las novelas que materia narrativa
propiamente dicha. No obstante, además de varias alusiones a hechos puntuales de la Guerra, dos procedimientos narrativos hacen de las referencias al conflicto no un mero telón de fondo, sino un dato estructural que interfiere en la propia composición de la narrativa. 
El primero de ellos se refiere a la inserción reiterada y, no poco asociada a los acontecimientos en España, de una de las banderas del PCB, el combate al avance del fascismo. Didácticamente, es en la voz de los personajes vinculados a la oligarquía, que aparece la defensa de los ideales fascistas como “salvadores del
mundo”, y en la voz de los comunistas la denuncia del peligro que ellos representan.
En el siguiente diálogo, establecido entre un poeta frecuentador de los salones y un médico con aspiraciones a rector de la Universidad de São Paulo, se pueden observar, resumidamente, los argumentos que se repetirán en los discursos de los personajes conservadores y que serán refutados por los militantes: 
- Los integralistas –Artur hizo un gesto de desdén con la mano– gritan mucho y no hacen nada. Amenazas, amenazas y nada más... 
Palabras en el aire..
- Pero son una fuerza –el poeta manifestó su desacuerdo–. El fascismo es una idea en marcha en todo el mundo. Ahí está Alemania, Italia, ahora España. Hace un momento hablaba de esto Costa Vale. Es la realidad de Europa.
El viejo profesor de Medicina movió la cabeza, ahora ya no con aprobación medrosa, sino con palabras de hombre convencido de lo que decía:
- Son una fuerza sí. Crecieron de un día para otro y cuentan con el apoyode la Iglesia, del Gobierno, de la Marina. Incluso de una parte considerable del Ejército... Y sus ideas, y que conste que no soy un
político, sino un científico que vive en su laboratorio, sus ideas meagradan... Son ideas serias, patrióticas, respetuosas para con la religión yel Estado. 
(Amado, 1980: 22)
La obediencia a las leyes, en nombre de la manutención del orden y del progreso, y el respeto a las cosas de la Fe son solamente algunos de los elementos que, repetidos hasta el cansancio a los largo de los tres volúmenes que componen Subterráneos, aseguran la unidad estructural de la narrativa, cuya materia
fundamental es el embate entre los pensamientos conservadores de derecha y de izquierda. Otro elemento, sin embargo, rompe la linearidad y la simplicidad de esta estructura: la tensión propia de los momentos de transición que caracterizan tanto el contexto político brasileño como el español. La inminencia de la instauración de un nuevo orden político se moviliza al sabor de las diferentes ideologías. Un ejemplo de
esto se puede observar en el siguiente diálogo en el que un poderoso banquero carioca y el poeta del salón se refieren a la Guerra Civil Española para exponer sus expectativas en la victoria del fascismo allí y aquí:
- (...) Vean la diferencia entre la Alemania de Hitler y la Francia del Frente Popular. En Alemania hay orden, precisión en el trabajo, un ritmo acelerado, nada de huelgas, de desórdenes, de motines. En Francia es la anarquía, los comunistas amenazando a las instituciones más respetables.
- Y España... –se lamentó el poeta Shopel–. España ahogada en sangre… 
(Amado, 1980: 24)
Como se ve en este fragmento, la defensa del papel disciplinante y coercitivo del Estado es el argumento de las elites para la manutención de las instituciones. Y la referencia a España en guerra que parece solamente lastimar por la muerte de los combatientes, se presenta en el horizonte político como una amenaza del horror que puede ocurrir por aquí si no se combate el avance del comunismo.

domingo, 20 de julio de 2014

Los indomables de Gorbatov

LOS INDOMABLES (LA FAMILIA TARAS).
BORIS GORBATOV (Ucrania)
Premio Stalin
150 pp
10 euros.
Ucrania ha sido ocupada militarmente por los nazis.
Taràs es el cabeza de familia, un veterano maestro-oficial del este ucraniano.
Pronto mostrara a su manera que no se sometera al fascismo alemàn.
Su familia tampoco.

Los beneficios obtenidos se enviarán a la actual resistencia antifascista de Ucrania del este.

martes, 24 de junio de 2014

Ya disponible Obras Escogidas de Stalin en un solo tomo

Cerca de 600 páginas.
20 euros (más 5 de gastos de envio)
pedidos a maimar_1@hotmail.com


INDICE

EL NOMBRE Y LA OBRA DE J. V. STALIN SON INMORTALES 9
PREFACIO 11
BREVEMENTE SOBRE LAS DISCREPANCIAS EN EL PARTIDO 17
EL MARXISMO Y LA CUESTIÓN NACIONAL 41
CON MOTIVO DE LA MUERTE DE LENIN 88
LENIN 92
LOS FUNDAMENTOS DEL LENINISMO 99
¿TROTSKISMO O LENINISMO? 169
LA REVOLUCIÓN DE OCTUBRE Y LA TÁCTICA DE LOS COMUNISTAS RUSOS 189
CUESTIONES DEL LENINISMO 215
UNA VEZ MÁS SOBRE LA DESVIACIÓN SOCIALDEMÓCRATA EN NUESTRO PARTIDO 265
PROBLEMAS DE LA REVOLUCIÓN CHINA 301
ACERCA DE LOS PROBLEMAS DE LA REVOLUCIÓN CHINA 307
EL CARÁCTER INTERNACIONAL DE LA REVOLUCIÓN DE OCTUBRE 311
INFORME POLÍTICO ANTE EL XV CONGRESO DEL PC(b) DE LA URSS 318
DISCURSO EN EL VIII CONGRESO DE LA UJCL DE LA URSS 321
SOBRE EL PELIGRO DE DERECHA EN EL PC(b) DE LA URSS 329
SOBRE LA INDUSTRIALIZACIÓN DEL PAÍS Y LA DESVIACIÓN DE DERECHA EN EL PC(b) DE LA URSS 339
SOBRE LA DESVIACIÓN DERECHISTA EN EL PC(b) DE LA URSS 347
EN TORNO A LAS CUESTIONES DE LA POLÍTICA AGRARIA DE LA URSS 394
INFORME ANTE EL XVII CONGRESO DEL PARTIDO ACERCA DE LA ACTIVIDAD DEL CC DEL PC(b) DE LA URSS 411
SOBRE LOS DEFECTOS DEL TRABAJO DEL PARTIDO Y SOBRE LAS MEDIDAS PARA LIQUIDAR A LOS ELEMENTOS TROTSKISTAS Y DEMÁS ELEMENTOS DE DOBLE CARA 454
SOBRE EL MATERIALISMO DIALECTICO Y EL MATERIALISMO HISTÓRICO 467
INFORME PRESENTADO AL XVIII CONGRESO DEL PARTIDO ACERCA DE LA ACTIVIDAD DEL CC DEL PC(b) DE LA URSS 493
EL MARXISMO Y LOS PROBLEMAS DE LA LINGÜÍSTICA 511
PROBLEMAS ECONÓMICOS DEL SOCIALISMO EN LA URSS 539

forma de pago
puedes abonar tu pedido ingresando la cantidad total en la cuenta de la BBVA número 0182 1585 10 0201552772 y enviarnos el justificante del ingreso a través de correo electrónico, si no tienes scaner avisas en nuestro correo de tu ingreso (pon en concepto tu nombre).
● No olvides comunicarnos tu nombre y apellidos, domicilio, código postal, población . Si resides en Canarias, debes de indicarnos tu D.N.I.




jueves, 12 de junio de 2014

Templando con la Ucrania antifascista


Nos sentimos sorprendidos y ofendidos por la instauración del fascismo en Ucrania es así que deseamos añadir nuestro granito de arena al internacionalismo proletario que comienza a activarse con los heroicos luchadores del Donbass.
   Nuestra trinchera editorial se pone en marcha a todo trapo para recuperar los viejos clasicos bolcheviques que ya una vez escribieron sobre la agresión fascista en la Ucrania de la II Mundial.
   El primer autor y más conocido es  Boris Gorbatov, este nacido en la Ucrania Soviética fue uno de los escritores de moda en la URSS por sus novelas antifascistas, casi todas sus novelas hablan de actos heroicos en el Donbass como  " La Célula del konsomol", aunque pasó a la posteridad por recibir el premio Stalin al escribir "los Indomables (la familia de Tarás)" que es el libro que vamos a recuperar.
   La novela nos traza un cuadro realista sobre la resistencia del pueblo ucraniano del Donbass ante la ocupación genocida fascista y fue en su epoca un verdadero fenomeno de masas, teniendo su replica en el cine.
   En segundo lugar os traeremos El match de la muerte de Alexandr Borchagovski sobre el famoso partido de futbol en kiev entre una selección alemana y otra ucraniana. Y para terminar no podíamos dejar de recuperar la famosa guerrilla antifascista ucraniana de D. Medvediev "Ocurrio cerca de rovno".

viernes, 25 de abril de 2014

Recuperemos las novelas bolcheviques soviéticas


TEMPLANDO EL ACERO (editorial libros comunistas)
WWW.librosml.blogspot.com



Siguiendo con vuestros apuntes, sugerencias y envios acerca de la novela soviética apuntamos las novelas a recuperar para el acervo comunista mundial, novelas bolcheviques censuradas y desaparecidas por su valor revolucionario militante.

Una novela con muchas posibilidades de recuperar es “Un verano extraordinario” por la sencilla razón de estar escrita por uno de los famosos novelistas soviéticos Kontantin Fedin, no por su argumento que indigestara a más de un anticomunista.
Aquí el famoso Fedin se explaya sobre Stalin como heroe de la guerra civil, fue editada en 1948 cuando todavía la censura kruchoviana no había hecho aparición y Fedin aparte de gran comunista tiene a su favor un reconocimiento mundial como escritor, nosotros no hemos podido encontrar más que “sanatorio anktur” y “las ciudades y los años” de la que ya hemos hablado.
Un querido lector nos envia el nombre de Arkadi Pérvenchev nacido en 1905 especialista en novelas sobre la guerra y la marina soviética los reaccionarios lo denigran continuamente por ser un fanatico glorificador de Stalin asi que nos apuntamos el autor, fue un autor de masas en la decada de los cuarenta.

Sin embargo en gran escritor de best-sellers bolcheviques es Semión Babaevski(1909), recibió el premio Stalin en 1947 y en 1950 con sus novelas, "el caballero de la Estrella dorada" y "luz sobre la tierra", verdaderos fenomenos de masas en su tiempo que reflejaban el espiritu indoblegable de los comunistas soviéticos, su gran celebridad contrasta con la persecución sufrida a posteriori, si os encontrais una novela de babaevski debeis saber que poseeis un tesoro rojo.

Tampoco podemos olvidarnos de otra gran novela de la epoca "Felicidad" de Pavlenko, tambien de carácter comunista, con un fondo staliniano de la conferencia de yalta, el heroe protagonista es un veterano coronel enfermo de tisis y con heridas de guerra, sueña con un retiro pacifico bajo el sol de Crimea. Pero una vez que llega a la peninsula encuentra una nueva trinchera de lucha en la rehabilitación de una granja, el cultivo de vid, etc etc, comprende que la autentica felicidad consiste en entregarse a la lucha por el colectivo con y para el pueblo.

Como veis, es la epoca de la vuelta de la guerra, muchas novelas versan sobre la reconstrucción como hazaña revolucionaria. Son novelas militantes como "Con saludos desde el frente" (1945) de Valentin Ovechkin, la gran “Los Zhurbin” de Vsévolod Kóchetov que muestra un astillero en febril actividad;" Los días de nuestra vida" (1952) de Vera Ketlínskaia, que describe la sección de turbinas de una fabrica en Leningrado o "Lejos de Moscú" (1948) un proletario best-seller de Vasili Azháiev sobre la construcción durante la guerra de un oleoducto a través de los bosques virgenes de Siberia de gran valor documental.
Se puede terminar esta sección con "Cosecha" (1951) de Galina Kikoláieva sobre un medico y un héroe de Stalingrado, en que se describe la transformación de un koljoz atrasado.






librosml.blogspot.com
Desde nuestro nacito, hemos incidi

lunes, 24 de marzo de 2014

Nueva edición de Templando: "Crisis de Desarrollo, desarrollo de la crisis" de Manuel Perez Martinez

por Terror Street:
ImagenUno de los mejores libros editados de Manuel.     A diferencia de los otros títulos publicados por esta misma editorial, enfocados y que profundizan en lo ideológico, filosófico y económico, este nuevo libro “Crisis de desarrollo y desarrollo de la crisis” recoge una recopilación de unos textos muy interesantes escritos por Manuel Pérez Martínez (Camarada Arenas) de variada temática que resulta accesible -y comprensible- para todo el público.
De verdad, que este libro, rompe radicalmente con la línea de sus antiguas publicaciones en esta misma editorial.
Muy recomendable para todxs aquellxs que quieran tener una recopilación de diferentes textos que aborden diferentes temáticas desde la óptica del Camarada Arenas.
CONÓCELO POR TI MISMO, NO TE DEJES EMBAUCAR POR LO QUE DIGAN DE ÉL LOS QUE VIVEN DE UN BLOG O DE TWITTER.
-INFÓRMATE, DIFUNDE Y LUCHA-
Pedidos a: maimar_1@hotmail.com
EDITORIAL: TEMPLANDO EL ACERO
PÁGINAS: 242
PRECIO: 13€
CONTACTO EN FACEBOOK: https://www.facebook.com/templando.elacero?ref=ts&fref=ts

martes, 18 de febrero de 2014

Mao y la defensa de Stalin Tomado de la obra de Jose Sotomayor Pérez ¿Leninismo o maoismo? en el blog Komunismoruntz


http://historiabolchevique.blogspot.com.es/

Leninismo o Maoismo??
FARISAICA DEFENSA DE STALIN

La postura de los dirigentes del PCCh frente al «Discurso Secreto de Jruschov», hizo pensar a muchos que los comunistas chinos eran defensores leales de la primera
experiencia histórica de la dictadura del proletariado y de Stalin en persona. No fuimos pocos los que, por esta razón, nos inclinamos al lado de Pekín los años que el PCCh polemizó con el PCUS y el Movimiento Comunista Internacional.
En los documentos del PCCh y en la folletería de los dirigentes chinos se cita con frecuencia a Stalin junto a Marx, Engels y Lenin. En la RPCh los retratos de Stalin
siguen al lado de los de sus 3 antecesores. Todo, esto, sin embargo, no es suficiente
para conocer la verdadera posición del maoísmo: frente a Stalin.
En realidad, la defensa que los líderes pekineses hacen de Stalin tiene un carácter
demagógico y farisaico. Hoy se conocen documentos del PCCh y escritos del propio
Mao Tze Dong que han sido publicados, unos a la muerte de éste y otros con motivo
de la «revolución cultural». Son instrumentos probatorios de que el maoísmo
tiene dos posiciones frente a Stalin: una real pero oculta; y otra falsa fingida, hecha
para la exportación, como arma de combate contra el PCUS.
La contribución de la Internacional Comunista y de Stalin en la elaboración de
la estrategia de la revolución china, su caracterización y desarrollo, son hechos
objetivos que no se pueden borrar de la historia, Tampoco pueden ser falsificados
gratuitamente como lo hacen los dirigentes chinos.
Tanto en lo que concierne a la revolución china, como en lo referente a la edificación
del socialismo, Mao Tze Dong y su grupo han sostenido y sostienen puntos
de vista radicalmente distintos a los que sostuvo Stalin. Es más, calumnian a éste
atribuyéndole toda clase de errores. Por eso, no hay un mínimo de honestidad en
su cacareada defensa del sucesor de Lenin.
Veamos qué dice Mao Tze Dong de la posición de Stalin durante el desarrollo de la
revolución china: «De él provienen tanto el aventurerismo de izquierda de Wang
Ming en la última fase de la guerra civil revolucionaria, como su oportunismo de
derecha en la fase inicial de la guerra de resistencia contra el Japón. En el período
de la Guerra de Liberación, Stalin comenzó por prohibirnos hacer la revolución,
afirmando que si estallaba una guerra civil, la nación china se encontraría bajo
amenaza de la ruina. Iniciada la guerra, creyó sólo a medias en nuestra fuerza. Al
triunfo de la guerra, tuvo la sospecha de que la nuestra era una victoria al estilo
Tito y ejerció en los años 1949-1950, una presión muy grande sobre nosotros».
Resulta, pues, que Stalin —según Mao— fue responsable directo de todas las
desviaciones que se presentaron en el PCCh; prohibió hacer la revolución china;
cuando ésta comenzó dudó de su triunfo y cuando triunfó sospechó que no sería
una verdadera revolución socialista. En otras palabras, Stalin sólo atinó a dar
orientaciones y consejos erróneos a los dirigentes chinos y a ejercer presiones
malsanas durante todo el curso de la revolución china, Estas afirmaciones de Mao
constituyen una burda falsificación de la historia; nunca podrán respaldarse con
pruebas; son simples invenciones para atribuirse él mismo todos los méritos en la
dirección de la revolución china. Se trata de patrañas que armonizan plenamente
con las bien conocidas pretensiones pekinesas de escribir la historia de la revolución
china como la historia personal de Mao Tze Dong.
En su famosa campaña para «la ordenación del estilo», del año de 1942, Mao
propuso sustituir el leninismo por el maoísmo, alegando que la doctrina de Lenin
era el «marxismo ruso», inservible para conocer el carácter de la revolución china
y dirigirla correctamente; declaró que la asistencia y orientación dada por la Internacional
Comunista a la revolución china había sido totalmente errónea, y por
último que la ayuda prestada por la Unión Soviética y el PC (b) de la URSS al PCCh
no sólo había sido ineficaz sino perjudicial.
En el Capítulo I, nos hemos referido a las desviaciones de Mao Tze Dong en todo
el curso de la revolución china. Hemos visto sus andanzas aventureras ultraizquierdistas
al lado de Li Li san, después de haber compartido los puntos de vista
derechistas de Chen Tu siu. También nos hemos referido a sus confesiones en
torno a su total desconocimiento de la sociedad, la nación y la revolución: china,
cuando ya era miembro del Comité Centra del PCCh. Si en tales condiciones, la
Internacional Comunista y Stalin en persona no hubieran prestado el apoyo político
necesario al PCCh, comenzando por esclarecer y establecer cuál era el carácter
de la revolución china, qué objetivos debía perseguir, a quiénes debía golpear y
en quiénes debía apoyarse es imposible concebir el triunfo de la revolución china.
«Desnudos» en conocimientos, ¿en cuánto tiempo hubieran hecho, solos, ese
aprendizaje los dirigentes chinos?
Si las «sospechas» de Stalin con relación al futuro de la revolución china son ciertas,
ellas se han justificado plenamente. El curso que el maoísmo ha imprimido
al proceso revolucionario en la RPCh, ha alejado a este país del campo socialista.
El «comunismo cuartelero» de Mao, se ha convertido en aliado del imperialismo.
Mao culpa a Wang Ming de ser el portador y vehículo de las desviaciones de «izquierda» y «derecha» de Stalin. Esto no es casual: Wang Ming, tenía formación
internacionalista y era miembro del Secretariado Político del Comité Ejecutivo de
la Internacional Comunista. Mao lo calificó de «principal representante del marxismo
ruso y de la línea de la Internacional Comunista en el PCCh». Incluyó a todos
los militantes comunistas chinos que habían estudiado en la URSS en el llamado
«grupo prosoviético y dogmático de Wang Ming».
Los dirigentes chinos defienden de palabra a Stalin, pero en los hechos lo calumnian
y lo vejan. ¿Cómo puede ser «un gran marxista leninista», quien cometió toda
clase de errores, prohibió hacer la revolución y ejerció presiones perniciosas?
En sus comentarios a los «Problemas Económicos del Socialismo en la URSS» de
Stalin, Mao Tze Dong, toma una posición abiertamente antistaliniana. «Stalin —
dice— no destaca más que la tecnología y los dirigentes técnicos. No quiere nada
que no sea la técnica y los dirigentes. Ignora la política y las masas. También
aquí es unilateral». Y agrega «Stalin no ha encontrado ni el método adecuado ni
el camino bueno que conducen del capitalismo al socialismo y del socialismo al
comunismo. PARA EL ESTE ES UN ASUNTO MUY EMBARAZO.
Por las publicaciones que hicieron los «guadias rojos», durante la «revolución cultural» se sabe que Mao calificó a Stalin de metafísico y que acusó de haber sido el
causante del estancamiento del marxismo leninismo en la Unión Soviética desde
1935, año de la Conferencia de Dsunyi que pone al «gran timonel», en la dirección
del PCCh.
Según el maoísmo entre Trotski y Stalin no había mayor diferencia. «Ahora bien
—dice el maoísta Kostas Mavrakis— Trotski compartía las premisas teóricas de
donde surgían los errores de Stalin. ¿Cómo podía hacer una crítica válida? Ambos
reducían la construcción del socialismo al desarrollo de las fuerzas productivas
materiales; negaban que pudiera haber burguesía sin propiedad privada de los
medios de producción; ignoraban la distinción entre contradicciones antagónicas
y no antagónicas, en el seno del pueblo, y entre el pueblo y sus enemigos. Se situaban
en el mismo terreno, planteaban los mismos falsos problemas, solo divergía
en las respuestas. Para uno, el enemigo era la «burocracia bonapartista; para el
otro los agentes enviados por el cerco capitalista».
En este pasaje se resumen los últimos puntos de vista del maoísmo sobre Stalin,
dados a conoce durante los años de la «revolución cultural». Para Pekín, en última
instancia el verdadero causante de lo que llama «la restauración del capitalismo
en URSS», es Stalin; es él quien dirigió la construcción «deformada del socialismo», planteando «falsos problemas».
Impugnar la experiencia soviética y ofrecer a los pueblos del mundo la experiencia
china, con única alternativa, no puede concordar objetivamente con una leal
defensa de Stalin. Tal «defensa» resulta pura hipocresía, farsa, maniobra maquiavélica.
Pekín necesita cargar a la cuenta de Stalin toda clase de errores y reducir
al mínimo sus méritos, con el fin de justificar la prolongada y enconada oposición
de Mao Tze Dong a la Internacional Comunista; su chovinismo antisoviético y sus
«grandes saltos» aventureros.
Para que Mao aparezca como un gigante, los dirigentes chinos se empecinan en
presentarnos un Stalin disminuido. Creen que en esta forma quedará demostrado
que «ninguno de los marxistas leninistas precedentes dirigió personalmente, en
primera línea, tantas importantes campañas políticas y militares como el Presidente
Mao, ni experimentó una lucha tan prolongada, complicada, violenta y multifacética
como el Presidente Mao... ¿Dónde se puede encontrar en la Antigüedad
o en nuestro tiempo, en China o en el extranjero una teoría de tan alto nivel o un
pensamiento tan maduro como el pensamiento del Presidente Mao?».
No tenemos necesidad de refutar esta divertida mezcla de fatuidad e ignorancia,
fruto de la adulonería de los secuaces de Mao durante los años de la «revolución
cultural».
Los auténticos puntos de vista de Mao Tze Dong y su grupo sobre Stalin fueron
escondidos durante largo tiempo; pero ahora que se les conoce, ya nadie puede
dudar que los objetivos perseguidos por la dirigencia china con su mentirosa
«defensa de Stalin», no fueron otros que sembrar el desconcierto en las filas del
Movimiento Comunista Internacional y alimentar el antisovietismo. Pekín utiliza
a Stalin como cobertura de todas las traiciones de la dirigencia china.