viernes, 20 de febrero de 2015

LA OTRA ALEMANIA, LA RDA Conversaciones con Margot Honecker. Luis Corvalán


LA OTRA ALEMANIA, LA RDA Conversaciones con Margot Honecker
Luis Corvalán

NOVEDAD
De Luis Corvalán (Chile)
1ª edición, Pamplona, 2015
21×15 cms., 168 págs.
Cubierta a todo color, con solapas y plastificada brillo
PVP: 12 euros 

Cuando Margot y Erich Honecker tuvieron que buscar refugio en la embajada chilena de Moscú, nosotros les mandamos una carta expresándoles nuestra simpatía y solidaridad. Fue más bien una necesidad emocional nuestra que otra cosa. Pocas esperanzas teníamos de que nos contestaran, estando tan ocupados en la defensa propia y de la causa contra la persecución enemiga. Pero nos contestaron. Erich, que había sido jefe de Estado, se sentó frente a la máquina de escribir y tipeó aquella carta dirigida a unos compañeros ubicados en un país lejano. “Yo, desde los quince años de edad” —escribió— “luché por el socialismo: primero en libertad, después durante muchos años como preso en una cárcel de los nazis; más tarde otra vez en libertad durante la reconstrucción de un país en ruinas y la construcción del socialismo; luego como estadista y jefe de Estado; y finalmente de nuevo como preso político en manos del enemigo de clase. Son diferentes tareas que al revolucionario le tocan para servir siempre a la misma causa. Y así será hasta que me muera”. Margot cuenta cómo la lucha por la libertad de Erich Honecker dio sus frutos, y él pudo viajar a Chile, ya gravemente enfermo, para reunirse con ella, con su hija y sus nietos. Junto a Patricio Echegaray y Athos Fava los visitamos para saludarlos en nombre del Partido Comunista Argentino. El tema central de la conversación fue la necesidad de luchar por la libertad de los compañeros ex-dirigentes de la RDA, perseguidos y encarcelados actualmente por la “justicia” revanchista de la República Federal. Dijo en su momento nuestra inolvidable Rosa Luxenburgo, que no hay nada más revolucionario que la verdad. Margot Honecker y Luis Corvalán proporcionan con este libro sobre la República Democrática Alemana un trozo bien compacto de verdad a los lectores de habla hispana. Ojalá se difunda ampliamente, y ojalá puedan aprovechar lo que sobre la República Democrática Alemana se relata, en beneficio de la nueva tentativa de transformación democrática y socialista que, más bien temprano que tarde, tendremos que emprender. Alfredo Bauer — Gerti Neumann

ÍNDICE
I. PRÓLOGO
8 II. MARGOT FEIST
14 III. EL DIFÍCIL COMIENZO     
18 LA TRANSFORMACIÓN DEL CAMPO   
22 LA LUCHA CONTRA LA IDEOLOGÍA FASCISTA  
25 EL SISTEMA DE PARTIDOS POLÍTICOS   
27 LAS PARTICULARIDADES DEL DESARROLLO DE LA RDA     
29 IV. LAS CONQUISTAS SOCIALES     
31 EL MEJORAMIENTO REAL DE LAS CONDICIONES DE VIDA    
34 MUJERES Y HOMBRES TENÍAN IGUALES DERECHOS 
38 V. LA EDUCACIÓN PÚBLICA     
43 VI. LA CULTURA Y EL ARTE     
55 VII. DIVISIÓN Y MURO     
61 VIII. LA VENDETTA DESATADA     
73 DENUESTOS INFAMES     
78 EN LA EMBAJADA CHILENA   
 83 EN MOABIT       
89 DE MOABIT A CHILE     
92 IX. REFLEXIONES SOBRE 1989     
94 LA RDA Y LA REVOLUCIÓN CIENTÍFICO-TÉCNICA 
105 LA IGLESIA       
108 SOBRE LOS PROBLEMAS ECOLÓGICOS   
111 X. DESPUÉS DE LA ANEXIÓN     
113 EPÍLOGO        
134 ÍNDICE DE ANEXOS      
138 CARTA DEL ESCRITOR STEPHAN HERMLIN  
139 CARTA DE KURTMASUR     
141 CARTA DE ERICH HONECKER A MIJAIL GORBACHOV
142 DECLARACIÓN DE ERICH HONECKER   
147 CARTA DE SARAH FODOROVAWIENER A LA REDACCION DE LA REVISTA SUPER DE BERLIN-RFA 149 DECLARACIÓN DE PRENSA DE MARGOT HONECKER 
150 DISCURSO DE ERICH HONECKER ANTE EL TRIBUNAL QUE LO SOMETIÓ A JUICIO POLÍTICO  
 154 CARTA DE LUIS CORVALÁN A ERICH HONECKER 

PEDIDOS

● Enviános un correo electrónico a:

MAIMAR_1@HOTMAIL.COM

● No olvides comunicarnos tu nombre y apellidos, domicilio, código postal, población . Si resides en Canarias, debes de indicarnos tu D.N.I.

● Los portes dependerán siempre del tamaño y peso del paquete, y son a cargo del cliente. (normalmente 2,5 euros para este unico libro).
Atención nueva cuenta:
Una vez confirmado tu pedido en stock puedes abonar tu pedido ingresando la cantidad total en la cuenta de la CAIXA:

ES95 2100 5182 6802 0003 7846

y enviarnos el justificante del ingreso a través de correo electrónico, si no tienes scaner avisas en nuestro correo de tu ingreso (pon en concepto tu nombre).

viernes, 6 de febrero de 2015

Gramsci de Joseantonio Egido

¡Manos fuera del camarada Antonio Gramsci!

  • El texto que a continuación presentamos ha sido extraído del Capítulo 12 del libro “¡Manos fuera del camarada Antonio Gramsci!”
José Antonio Egido   |  En ningún momento ni en libertad ni en cautiverio Antonio [Gramsci] emitió ningún juicio crítico y mucho menos de descalificación contra la dirección del Partido bolchevique nucleada desde 1926 en torno al camarada José Stalin. Lo dice claramente Macciocchi en su libro: "Gramsci aprueba “la línea de Stalin” 1.  A quien condenó con una fuerza cada vez mayor fue a la oposición dentro de la dirección comunista. Se lo dice de mal humor a Togliatti que está en Moscú y que no ha comprendido la carta enviada por él a los camaradas soviéticos en relación a la lucha entre mayoría y oposición: “Todas nuestras observaciones están dirigidas contra las oposiciones (se refiere a Trotsky y Zinoviev)” 2. En octubre de 1927 cuando se preparaban los textos para el XV Congreso del Partido Bolchevique la inmensa mayoría de los afiliados, 740.000, votó a favor de las posiciones del Comité Central y tan solo 4.000 a favor del bloque trotskista y zinovievista.

Gramsci conoció este hecho estando ya en prisión y saludó la victoria del Comité Central en términos inequívocos. En su texto de la cárcel escrito después de 1932‘Racionalización de la producción y el trabajo’ dice lo siguiente:
“… dado el planteamiento general de todos los problemas relacionados con su tendencia (la de Trotsky), ésta tenía que desembocar necesariamente en una forma de bonapartismo: de aquí la necesidad inexorable de aplastar su tendencia. Sus preocupaciones eran justas pero sus soluciones prácticas eran profundamente equivocadas…el principio de la coacción directa e indirecta en la ordenación de la producción y del trabajo es justo; pero la forma que tomo era equivocada; el modelo militar se había convertido en él en un prejuicio funesto” 3.
Es evidente que Gramsci al defender la necesidad de aplastar el grupo de Trotsky está defendiendo a la mayoría del Partido dirigida en 1926 por Stalin, Bujarin, Rykov, Derzinsky, Tomsky, Vorochilov, Orjonikidzé, Kalinin, Molotov, Voroshilov, Kagánovich, Malenkov, Zdanov, Budionni, Mikoyan y otros viejos bolcheviques. En 1927 son expulsados del Partido Trotsky, Zinoviev y Kamenev. Dos años más tarde son destituidos de la dirección política del país Bujarin, Rikov y Tomski.

Gramsci invariablemente respalda a la mayoría que se va forjando con Stalin como núcleo central. En su texto de la cárcel titulado “Internacionalismo y política nacional” apoya las posiciones de Stalin a quien llama en código para despistar a sus ignorantes censores Giuseppe Bessarione, traducción al italiano de Joseph [Iossif]  Vissarionovich, nombre verdadero de este camarada dirigente.

Gramsci insiste en la unidad dialéctica que existe entre lo internacional y lo nacional. Frente a las posiciones de Trotsky defiende las de Lenin, Stalin y los bolcheviques sobre la importancia de considerar el aspecto nacional de la estrategia de la clase obrera que también es una clase internacional. Termina su razonamiento atacando nuevamente a Trostsy y su equivocada concepción de la “revolución permanente”, que Lenin descalifica como “izquierdismo absurdo” 4
"Las debilidades teóricas de esta forma moderna del viejo mecanicismo quedan enmascaradas por la teoría general de la revolución permanente, que no es sino una previsión genérica presentada como dogma y que se destruye por sí misma, por el hecho de que no se manifiesta fáctica y efectivamente" 5.
Incomoda profundamente a los trotskistas y a los burgueses que los textos de Stalin ejercieron “profunda influencia” en el proceso de maduración del dirigente Gramsci entre los años 1924 y 1926 como observó su camarada Togliatti 6. El teórico y dirigente de un PCI aun no degenerado Emilio Sereni observa elementos similares entre los Cuadernos de Gramsci y las ideas del dirigente soviético Andrei Zdanov expresadas en su libro Historia de la filosofía de Aleksandrov 7.

Los soviéticos nunca abandonaron a Gramsci durante su terrible cautiverio en las prisiones fascistas. El sobrino de Gramsci, el músico Antonio Gramsci Junior ha revelado en su libro La Russia di mio nonno que los dirigentes soviéticos hicieron llegar de manera permanente fondos a su cuñada Tatiana Schutz que cubriesen todas sus necesidades materiales y pudiese seguir atendiendo al prisionero8. También intentaron un intercambio con prisioneros fascistas que no llegó a concretarse. Los intelectuales comunistas franceses Vaillant-Couturier y Barbusse crearon un Comité para arrancar la libertad de Antonio que contó con las simpatías de la Internacional y de la URSS.

El diario italiano Corriere della Sera publica el 17 de julio de 2003 una carta inédita hasta esa fecha enviada por la esposa de Gramsci y su hermana a Stalin en diciembre de 1940 solicitándole que publique en la URSS los Cuadernos de la Cárcel. La carta revela que Gramsci tenía plena confianza en Stalin y su partido como máximos representantes del comunismo mundial 9.

Notas

1 Gramsci y la revolución de Occidente, op.cit, .p.81.
2 Gramsci y la revolución de Occidente, óp. cit., p. 358.
3 Antología, p. 475.
4 Lenin, “Acerca de una violación de la unidad que se encubre con gritos de unidad”, en Contra el oportunismo…óp. cit., p. 203.
5 Antología, p. 352
6 Gramsci, op.cit., p. 30.
7 Emilio Sereni, Scienza, marxismo, cultura, Edizioni sociali, 1949, p. 154 y 168
8 Dato tomado de este articulo “Gramsci in carcere e il partito: finalmente la verita”http://www.costituentecomunista.it/italia/gramsci-in-carcere-e-il-partito-finalmente-la-verita.html 2008.
9 Ver el articulo de Aldo Bernardini “Gramsci e Stalin”, en http://www.aginform.org/bernard5.html

viernes, 9 de enero de 2015

NOVEDAD: Neguri: ¿Un barrio con clase o una clase con barrio?.Jose Antonio Egido



NEGURI: ¿UN BARRIO CON CLASE O UNA CLASE CON BARRIO?
JOSE ANTONIO EGIDO
1ª edición, PAMPLONA, 2015.
21×15 cms., 188 págs.
Cubierta a  color, con solapas y plastificada brillo.
PVP: 12 euros 
ÍNDICE 
1. Introducción. 8
2. Orígen histórico: El saqueo de las minas vizcaínas, la siderurgia, los ferrocarriles, los bancos, las aseguradoras, las navieras, la construcción de barcos. 12
3. El enriquecimiento desmedido. 23
4. Una clase ennoblecida. 32
5. Desde la guerra de Cuba hasta el PP: la vinculación entre la gran burguesía y el Estado. 42
6. “Con Franco vivíamos mejor.” 57
 7. Sus misas, sus veleros, sus toros y su golf.   71
 8. Sus obras de arte, su ópera y sus conciertos.   84
 9. Ganando el cielo: De beneficencia y otras buenas obras. 89
 10. Misa con los jesuitas o con el Opus. 94
 11. La alcoba y el altar. Su política matrimonial.   102
 12. Una pesadilla en Neguri llamada “Euskadi”. 107
 13. Una burguesía terrateniente. 111
 14. Sus principales negocios. 115
 15. Su expansión, española antes, mundial ahora. 132
 16. De la admiración por Hitler al apoyo a los Estados Unidos. 138
 17. Un pie en la Calle Serrano y otro mirando al Abra. 140
 18. De “El pueblo vasco” a “Telecinco” Y “Antena3”: controlar la prensa. 145
 19. Una oligarquía contaminante. 152
 20. El Athletic y Neguri. 155
 21. Los Ybarra, algo más que una familia. 158
 22. ¿Qué interés hay en firmar deprisa el acta de defunción de Neguri? 169
 23. Relación de las familias más importantes. 173
 Bibliografía. 176

sábado, 3 de enero de 2015

OBRAS ESCOGIDAS DE VLADIMIR ILICH LENIN en tres tomos

Las Obras Escogidas de Lenin fueron publicadas en la URSS en 1961, la ultima edición para países hispano-hablantes data de 1975, así que 40 años más tarde tenemos al fin editadas las recolecciones más certeras y deslumbrantes del líder comunista, todo un acontecimiento editorial que ha sido fruto de la colaboración de un sinfín de camaradas: Boltchetvo, Doctor Calderón, los suscriptores que han hecho posible la edición. Gracias pues a todos vosotros por convertir en posible lo inaccesible durante tantos años para varias generaciones de comunistas hispano-hablantes.

NOVEDAD
1ª edición, Pamplona, 2014.
21×15 cms., 3 TOMOS, 781,869,849 págs.
Cubierta a todo color, con solapas y plastificada brillo.

TOMO 1:
La presente edición de Obras Escogidas de Vladímir Ilich Lenin en tres tomos se publica para ayudar a quienes estudien la historia del Partido Comunista de la Unión Soviética. Figuran en el primer tomo obras escritas por Lenin en el período comprendido de 1897 a enero de 1917, en el segundo, de marzo de 1917 a junio de 1918, y en el tercero, de julio de 1918 a marzo de 1923. Las obras vienen dispuestas en orden cronológico, a excepción de los trabajos Carlos Marx, Federico Engels, Marxismo y revisionismo y Tres fuentes y tres partes integrantes del marxismo, con los que comienza el primer tomo. Las obras de Lenin esclarecen la esencia de la doctrina filosófica del marxismo. Utilizando las realizaciones de las ciencias sociales y naturales de su época, asimilando y reelaborando con espíritu creador todo lo valioso que había dado el desarrollo anterior del pensamiento filosófico, Marx y Engels crearon la forma superior del materialismo, el materialismo dialéctico e histórico, exento de los defectos de la filosofía materialista anterior. Lenin reveló la esencia revolucionaria de la dialéctica marxista como ciencia acerca de las leyes generales del movimiento del mundo y del pensamiento humano y subrayó que la dialéctica materialista y el materialismo filosófico están indisolublemente ligados y se interpenetran como dos aspectos de una misma doctrina filosófica, el marxismo.

TOMO 2:
Contiene sus documentos más importantes entre marzo de 1917 y junio de 1918: el período  de preparación y realización de la Gran Revolución Socialista de Octubre y los primeros meses de poder Soviético.
Los trabajos incluidos son notables escritos de marxismo creador, modelo de elaboración por Lenin de la estrategia y la tactica del Partido Comunista.  Estos trabajos pertrecharon al Partido Bolchevique en un período muy trascendental de la historia, en el período de la lucha por el triunfo de la revolución socialista y por la implantación y el afianzamiento de la dictadura del proletariado. En ellos se analizan importantísimas cuestiones relacionadas con la creación de un Estado nuevo, el Estado soviético, con los comienzos de la edificación de la sociedad socialista y con la lucha por sacar a Rusia de la guerra, por la paz y la amistad entre los pueblos. Después de la victoria de la Revolución democrático-burguesa de Febrero en Rusia se creó una situación compleja en extremo. Surgió la dualidad de poderes: la dictadura de la burguesía, representada por el Gobierno Provisional, y la dictadura democrático-revolucionaria del proletariado y de los campesinos, representada por los Soviets de diputados obreros y soldados.
TOMO 3:
Incluye trabajos escritos desde julio de 1918 hasta marzo de 1923, Lenin trata en ellos postulados importantísimos de la teoria marxista, explica cuestiones de la defensa de la patria socialista, traza vías de la construcción del socialismo y formula las bases de la política nacional del Partido Comunista, los principios de la política exterior del Estado soviético y las tareas del partido en la labor cultural e ideológica. Incluye asimismo escritos acerca del movimiento comunista internacional.
Pedidos a:
maimar_1@hotmail.com
Precio por tomo 25 euros.

jueves, 27 de noviembre de 2014

Detención de Olarieta

Templando el Acero editorial denuncia la detención de nuestro compañero escritor Juanma Olarieta Alberdi y sus compañeros, por el grave delito de opinar, cercenando el estado "de derecho" los "privilegios" más básicos como son la libertad de expresión y reunión. Para recordar la trayectoria del detenido recordar un texto de la contra portada de su libro que editamos hace 6 años cuyo prologuista es su gran amigo Jon Odriozola:
Lo específico de Juan Manuel Olarieta Alberdi -siempre pone en sus trabajos el apellido de su madre, una hermosa mujer de una energía fascinante- es su constancia e infinita capacidad de trabajo. A eso hay que sumarle la unión y unidad entre lo que es la teoría y la práctica. No hace ni dos años estuvo en la cárcel (y no por primera vez). Que estés o acabes en las cárceles españolas no demuestra per se una ley matemática ni consagra una verdad revelada, pero sí es significativo, sobre todo cuando el enemigo de clase te ningunea y apenas hace alarde de su “triunfo”. No por desprecio, sino por no dar pábulo y propaganda. No se sacraliza tanto una línea política determinada y es por ello que acabas en los makos, sino porque apuntas al glacis del modo de producción capitalista y la manera de destruirlo que el Estado capitalista te considera un enemigo y te tiene siempre en el punto de mira. Por esto, como decía el otro, en la cárcel, aunque no siempre, afortunadamente, acaban siempre los mismos y no los charlatanes. Como diría Stalin, ese temible “ogro”, si el idioma fuera una fuerza productiva, los charlatanes de feria en el -y esto es de Blasco Ibáñez- “charlamentarismo español” serían millonarios. Este hombre -Juanma para los amigos- que, por su enorme talento, y como abogado licenciado en la jesuítica Universidad de Deusto, vívero de la burguesía vasca y española, podría haberse dedicado a esquilmar los bolsillos de los burgueses adinerados gestionando sus litigios, pleitos y pufos interclasistas para enriquecerse él y darse la gran vida, tal como la entiende la molicie burguesa, ha pasado hambre (un tío que disfruta comiendo y jamás engorda, por cierto) y dormido en las calles de Madrid y París. Ser comunista, esa “rara avis” como lo es él, no es sencillo ni un deporte ni una moda. Tiene muchos sinsabores e incomprensiones que afectan, a veces, a lo más íntimo de la persona, incluido lo afectivo, pero no necesariamente. No es un plato de gusto. Pero estoy seguro que, lo que ya para algunos correligionarios tiene muchísimo mérito, él le quita importancia. A algunos nos preocupaba su despreocupación de sí mismo. Cómo no, tiene su corazoncito pero sólo un objetivo: contribuir a organizar la Revolución, esa “utopía”. Hay quien se pasa la vida “discutiéndola”. No es su caso. ¿Cabezonería? Tal vez, pero bendita recalcitrancia.
Personalmente siempre le he tenido por un genio en el sentido renacentista de la palabra. Juanma, ducho en marxismo, pega a todos los “palos”, desde la ciencia, la economía política (también estudió Económicas en Bilbao) -porque se dice “economía política” y no “economía” a secas-, la filosofía, pasando por el cálculo infinitesimal (de Engels) o, últimamente, la genética (ha escrito recientemente un trabajo rehabilitador del defenestrado Lysenko, objeto de mofa y pinpanpúm de la biología burguesa y la que pasa por no ser burguesa, o sea, “izquierdista”) hasta... el fútbol. Porque, sépase, lejos del clásico intelectual torremarfileño que abomina de los prosaicos divertimentos para las masas -opio para la chusma-, gusta del fútbol y, lo más osado, se atreve a plantear tácticas en esa teatralización de la guerra que es el fútbol. Al ajedrez jugábamos alguna partida en la demolida cárcel de Carabanchel, pero no diré quién ganaba.
Alguna vez le he dicho, en un jijijajá, que el marxismo -su pasión- se le está quedando pequeño. Le llegué a decir -con mi soma más mefistotélica que maquiavélica- que acabará investigando los tebeos que leía Marx en su infancia.
Más cosas diría de Juanma, pero sólo mencionaré una: no hay peligro de que Olarieta cree una “escuela olarietista” que vea el marxismo de una determinada manera y contribuya a los “diferentes marxismos” y sus “distintas lecturas”. ¿Es, entonces, el marxismo un dogma, una especie de “religión”, como dicen los más babosos? Si así fuera, habría Sumos Sacerdotes, profetas y predicadores, pero, de los que yo conozco, no salen en la tele y acaban con sus huesos, las más de las veces, de mala manera. Olarieta no es un autodidacta. Olarieta es marxista-leninista y, por descontado, materialista dialéctico, si sabemos realmente lo que significa este modo de analizar la Historia... y hacerla.
No creo haber hecho una hagiografía de Juanma Olarieta, más bien creo haberme quedado corto. Un hombre que jamás ha hecho una alharaca ni buscó hueco en el supermercado de las ideologías. Sólo le vi en ambones populares dirigiéndose a la clase obrera. Un tipo incorruptible e incorregible. De los imprescindibles.
Prólogo de Jon Odriozola a Las leyes de represión del anarquismo a finales del siglo XIX

martes, 28 de octubre de 2014

Harpal Brar en castellano

Perestroika. Harpal BrarHarpal Brar es un autor anglo-indio, fundador del CPGB-ml, también forma parte hace años de la Asociación  Stalin Society donde muchos conocimos sus primeras obras, como el famoso libro "Trosquismo o leninismo".
   Lamentablemente su prolífica obra no esta traducida al castellano así que para nosotros ha sido un autentico lujo poder editar una de sus obras más importantes Perestroika, el colapso total del revisionismo que tanto dió que hablar en el mundo ML anglosajón. Queremos dar las gracias a su editora Ella Rule y al mismo Harpal Brar por su fraternal colaboración.
A continuación podéis visualizar las portadas de sus obras y algunos vídeos de sus charlas políticas.
                     









lunes, 22 de septiembre de 2014

Apoyar las ediciones populares. Erlantz Cantabrana

Difundir las obras maestras proletarias

Apoyar las ediciones populares

Hablando con un compañero salió un tema muy interesante y de cruda realidad actual. Profundizando sobre Ucrania, la situación se asemeja a la descrita con tantos detalles y lugares en la obra de Boris Gorbatov “Los indomables”. Se desarrolla en Donbás, en 1941 y los bandos irreconciliables narrados se asemejan mucho a lo que pasa ahora mismo en esa cercana región, “sólo” han pasado 70 años, pero la desinformación oficial de entonces y de ahora sigue siendo la misma. Y por eso leer una novela política, histórica y comparativamente tan actual, editada por una editorial obrera, me ha dado claves interesantes para volver a confirmar dos cosas.
La primera:
Que la edición popular de libros políticos, actuales, históricos, novelas, ensayos... cumple una labor formativa y didáctica fundamental para los tiempos que corren. Y que solo editoriales proletarias, voluntarias, políticas, editan esos textos que son como diamantes revolucionarios, y a precios infinitamente menores que los que marca la dictadura editorial capitalista.
La segunda:
Que toda la historia, durante todos los siglos; los esclavos primero, las clases populares después y la clase obrera desde el desarrollo del capitalismo, es una continua demostración de indomabilidad, de resistencia y de lucha de los y las oprimidas.

Volvamos a los libros. Varias reediciones de novelas proletarias clásicas las viene haciendo Templando el Acero desde su nacimiento. Por irme a fundamentales, ahí están “Así se templó el acero”, “El Cuarenta y uno”, o “Campos roturados”. O las sacadas este verano “Los subterráneos de la libertad” o la citada “Los indomables”.
Y volviendo al ahora, los 3 libros esenciales para entrar y profundizar en el marxismo de M.P.M. Arenas, o las obras escogidas de Stalin editadas por Templando este verano, por citar unas pocas. ¿Os imagináis estos libros en El Corte Inglés?. ¿No, verdad?. Pues por eso. Porque me contaba un editor de una editorial de estas proletas, voluntarias, que aún así, editando joyas en letra, la peña no se anima a comentar tras leer, cuando luego salen ejemplos en charlas de casa okupa o taberna sobre esos libros. Y claro, están en cuatro librerías alternativas o por Correos, que sale un ojo de la cara. Y que mucho rojillo luego no difunde estas editoriales. Y que maquetar y corregir libros de esta entidad pues siempre está lleno de pequeños fallos. Y que todo tiene que ir legal hasta la sopa para que estos libros puedan entrar a los presos...
Yo por eso estoy suscrito a Templando el Acero. Unos libros me parecen fundamentales, otros muy buenos, otros no, pero ahí está la labor tras cada libro, las conversaciones con los autores o difusores, los paquetitos a Correos o autobuses. El que después de editado un libro salga descuajeringado en formato o texto. El que mucha “peña” haya pedido y no pagado...
No, jamás he comprado un libro en ninguna librería o tienda comercial y al menos todos los libros editados por esta editorial navarra me parecen dignos de tener en la biblio de casa.
Ah, y qué decir de la ediciones sobre Isabel Aparicio o las cartas de presos editadas por el SRI, preciosas.
Erlantz

sábado, 13 de septiembre de 2014

LOS SUBTERRANEOS DE LA LIBERTAD DE JORGE AMADO



YA EN NUESTRO CATALOGO

 El Partido decidió entonces enviarle al valle.
No sólo porque le buscaban: Emilio era un antiguo soldado del Ejército, había servido bajo las órdenes de Prestes en Santo Ángelo, en 1924, cuando el entonces joven capitán de Ingenieros se alzó con su batallón en apoyo al movimiento del 5 de julio, en São Paulo. A las órdenes de Prestes había hecho toda la campaña de Rio Grande del Sur, la marcha del Paraná en busca de la junción con las tropas del general Isidoro. Fue uno de los dos mil quinientos hombres que acompañaron a Prestes en la Gran Marcha a través de Brasil, durante tres años. Era un valiente, y había terminado de teniente en la Columna. Luego emigró con Prestes a Bolivia. Al volver a Brasil, entró en el Partido e inició su vida de militante. Durante su marcha con la Columna había atravesado el Valle de Rio Salgado, y conocía la región. Por eso le habían elegido.
En la piragua recuerda este pasado, los combates con la Columna en la travesía de Mato Grosso. Durante la marcha, Prestes estudiaba, leía incluso a caballo, aprendía en los caminos del sertón. Quedaban distantes aquellos años. Muchas cosas habían ocurrido desde entonces en Brasil y en el mundo, pero la lucha en el valle no dejaba de ser una continuación de aquellos combates de la Columna. Sólo que ahora sabían exactamente por qué combatían: el Partido les dirigía. ¿Habría llegado la noticia de esta lucha a la prisión triangular en el pabellón de tuberculosos de la cárcel donde se encontraba Prestes? Difícilmente... Y, no obstante, a Emilio le gustaría que el generalsiempre que pensaba en Prestes le daba su título de militar revolucionario, de comandante de la Columna supiera de aquella lucha y supiera también que él, Emilio, el antiguo soldado de la Gran Marcha, estaba en su puesto. Idea imposible, sólo Gonçalo y unos pocos camaradas de São Paulo sabían quién era él realmente. Emilio sonrió ante sus propios pensamientos: «¡Qué barbaridad! ¡Cómo va a saber el general que estoy aquí...!» La piragua bogaba silenciosa. Emilio se inclina sobre los remos.
Y, de repente, la luz de un reflector recorre el río. Invención de los yanquis, para mejor controlar las márgenes durante la noche. Aquello es una novedad para Emilio, y se pone en pie, dirige la piragua hacia el centro de la corriente. Pero la luz cae sobre él, ilumina su cuerpo, alto y fuerte. En la orilla, una voz grita, advirtiendo a los demás:
Es Gonçalo. Mirad... ¡Es Gonçalo!
Emilio piensa rápidamente: sabe que está perdido. Las orillas están vigiladas por soldados y policías. Oye el ruido del motor de una canoa que se pone en marcha. Le han confundido con Gonçalo. Le dan así la oportunidad de morir ayudando al Partido. La luz del reflector sigue buscándole. Él se alza sobre los pies, se pone el sombrero, para parecer aún más alto. El motor de la canoa empieza a funcionar. Alguien, desde ella, le grita:
Entrégate, Gonçalo, o eres hombre muerto.
Emilio sabe que aquel trecho del río es muy profundo. Lo importante es que la policía no encuentre el cuerpo y no se apodere de las municiones. Piensa y actúa rápidamente. Se ata los dos pesados fardos a la cintura. Así, cuerpo y municiones quedarán en el fondo del río. La voz, desde la canoa, repite:
¡Entrégate, Gonçalo!
Es la voz de Miranda, reventando de satisfacción. Esta vez Barros va a tener que deshacerse en elogios. Llevará consigo a Gonçalo, vivo o muerto.
¡José Gonçalo no se entrega!grita Emilio.
El reflector vuelve a buscarle. Él está de pie, los fardos le pesan en la cintura. La otra canoa se acerca. Emilio la localiza por la luz del reflector. Dispara. Un gemido responde a la detonación. «He acertado», piensa.
La luz envuelve la piragua. Emilio comprende que ha llegado la hora final y grita, con su voz potente resonando en la noche de la selva:
¡Viva el Partido comunista! ¡Viva Prestes!
Los disparos le alcanzaron en el pecho y en el rostro. Desde la canoa, Miranda y los inspectores le vieron doblarse, caer al río. La piragua continuó sola, arrastrada por la corriente. El reflector iluminaba la sangre sobre las aguas fangosas. Miranda dijo:
¡Se ha acabado José Gonçalo!
Durante toda la noche buscaron inútilmente el cuerpo. Alguien explicó:
Las pirañas habrán acabado con él. No pueden ver sangre.
Se llevaron la piragua como trofeo al campamento.

La supuesta muerte de José Gonçalo circuló por las haciendas, por el valle, en la sede de la empresa, entre los obreros. Todos la creyeron, hasta el negro Doroteu, aunque éste no podía comprender por qué el gigante se había acercado al campamento en la piragua. ¿Qué iba a ser ahora de los caboclos?, pensaba preocupado Doroteu. ¿Ahora, cuando ya no estaba Gonçalo para dirigirles? El negro temía que acabaran convirtiéndose en una partida de bandidos, que era la vieja idea de Nhô Vicente. Decidió ir a buscarles a la selva.
La noticia, transmitida aquella misma noche, causó cierta sensación también en las grandes ciudades. La radio y la prensa la divulgaron. Un vespertino de São Paulo publicó una entrevista con el delegado Barros en la que recordaba la biografía de Gonçalo y le calificaba de «bandido sin entrañas», todo entre calurosos elogios a la policía. Algunos hombres, en los más distintos lugares, recordaron aquella noche a José Gonçalo.
El camarada João, en São Paulo, recordaba sus dos encuentros con el gigante: en Cuiabá y en el valle, su voz tranquila, su última petición, su último mensaje para el Partido en caso de que muriera. Le dijo al Rubio:
Era un tipo formidable. Cuando yo le veía, tenía la impresión de estar viendo al Partido ante mí: fuerte, tranquilo, bueno, inteligente, decidido.